Descanso frente al Báltico

Descanso frente al Báltico

(Decimonoveno día) Salida: Roskilde (Dinamarca) Llegada: Copenhague (Dinamarca) 2.992 kilómetros

Después de levantarnos voy a recepción dispuesto a incendiar el camping si no me devuelven el dinero. Hablo con la encargada, le explico todo lo ocurrido y ella, amable y comprensiva, accede a devolverme la mitad del pago por las molestias. Yo, poco acostumbrado a tratar con mentalidades nórdicas, quedo aturdido. Ya había desenterrado el hacha de guerra y no sé qué hacer con ella.

Nos vamos a Roskilde y sacamos las bicis dispuestos a hacer alguna de las rutas planteadas la víspera. Problema: ni esto es Holanda, ni está todo adaptado, ni es todo llano. Pese a todo salimos desde el puerto bordeando el fiordo y en una hora más o menos llegamos a una playa donde hacemos un picnic la mar de contentos. Terminamos de comer y sobre las 17 volvemos a la autocaravana, muy cansados, y ya con ganas de ir a Copenhague.

En hora y media estamos aparcando en una playa, en una zona gratuita donde podemos quedarnos a dormir tranquilamente y con una vista privilegiada. Nos damos un paseo y los niños nos hacen prometerles que mañana nos bañaremos en el mar. Por Dios, si esto es el mar Báltico, veremos si se les olvida.

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *