De cervezas light por Suecia

De cervezas light por Suecia

(Vigesimosegundo día) Malmö (Suecia)

Cruzaremos la frontera sueca y llegaremos a Malmö en tren, así que no hace falta ni mover la autocaravana. Nos levantamos muy motivados y cuando vamos a ducharnos… no tenemos agua caliente. ¿Nos habremos quedado ya sin gas?, cambiamos la bombona pero no parece el problema. Al final para no perder tiempo nos damos un baño en el mar y una ducha en la playa. Ya resolveremos el problema asunto volvamos esta noche. Aunque nos quedamos un poco preocupados…

Después de cruzar un puente espectacular sobre el mar llegamos a Malmö. Antes de bajarnos del tren nos avisan de que llevemos la documentación a mano porque habrá que mostrarla. Como vamos con las bicis en vez de subir por las escaleras buscamos un ascensor y cuando ascendemos y salimos… estamos en la calle sin haber pasado un solo control. Nos entra cierta inseguridad y aceleramos por si acaso.

Nos sorprenden los contrastes de Malmö. El centro tiene avenidas anchas y edificios majestuosos, pero alejándonos un poco aparecen bloques de pisos de dos o tres plantas en barrios que parecen deprimidos. Y la zona del mercado es directamente como los barrios periféricos de París, por poner un ejemplo.

Lo mejor de Malmö para nosotros es la playa. A la zona de la arena le antecede un paseo gigante formado por una especie de campa de hierba. Muy original.

Se hace tarde y decidimos volver a Dinamarca, pero antes nos llevaremos unas cervezas suecas para la cena. Algo nos llama la atención en el supermercado… hay una estantería con docenas de marcas de cerveza, pero todas tienen 3,5 grados. ¿Y las cervezas normales dónde están?, ¿sólo quedan las light? No es que nos queramos emborrachar, pero nos apetece cerveza común. Entonces nos enteramos de que Suecia es muy restrictiva con la venta de alcohol y sólo las tiendas especializadas venden bebidas con más graduación.

Buscamos una tienda y nos llevamos unas birras como Dios manda. Después volvemos a la estación y retornamos a Dinamarca sin pasar un solo control de documentos.

Por la noche busco en internet algo sobre el asunto del agua caliente y doy con el problema (o eso espero). Al parecer es muy común que el sistema de encendido se humedezca cuando llueve como ayer, que diluvió. Para evitarlo hay que tapar la salida de gases. ¡Así que para eso sirve esta tapa que nunca hemos utilizado! Estupendo. A ver si mañana podemos ducharnos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *