Iniciamos el retorno

Iniciamos el retorno

(Vigesimotercer día) Salida: Copenhague (Dinamarca) Llegada: Rotenburg an der Wümme (Alemania) 3.555 kilómetros.

Después de cuatro noches siendo los reyes de la playa en Copenhague amanecemos con varias autocaravanas a nuestro alrededor. Ha sido el efecto llamada, seguro. Menos mal que nos vamos porque seguro que esta noche aparece la policía…

Termina nuestra estancia en Copenhague y nos vamos de aquí con el cuenta kilómetros marcando exactamente 3.000 kilómetros. ¿Será alguna señal?, una buena señal, seguro.

Sin embargo 70 kilómetros antes de llegar a Hamburgo nos encontramos con un embotellamiento colosal. El GPS trabaja como loco para recalcular rutas y acabamos en carreteras secundarias. Por suerte nos quedaban unas coronas danesas que gastamos en un restop haciendo un acopio importante de galletas para hacer el viaje más llevadero.

Las cinco horas de viaje programadas se convierten en siete y media, pero al fin llegamos a Rotenburg. Concretamente a un área para autocaravanas que conocimos a la ida, pero que no pudimos disfrutar por la lluvia. Esta vez lo haremos. Los niños salen al aire libre y nosotros nos sentamos junto al lago. Relax súper merecido tras el atasco y un único dilema en el horizonte: cenamos en el chiringuito o cocinamos. Optamos por lo segundo y después, dentro de la autocaravana, peli infantil en el ordenador. Esto se llama descansar después del viaje, sí señor.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *