Día XII. Ljubljana. La lluvia es protagonista… pero salvamos el día

Día XII. Ljubljana. La lluvia es protagonista… pero salvamos el día

No podía acabar bien lo del áreas de autocaravanas, estaba cantado. Si ya lo sabíamos por los foros… jajajaja. La culpa es nuestra.

Bien temprano aparece un señor que nos dice que tenemos que pagarle 7,20 euros por lo que llevamos de mañana, y cuando hablamos de nuestra intención de quedarnos todo el día dice que serán 32. Ahí ya me mosqueo. Sobre todo por las formas, ya que es un maleducado. Así que pagamos lo que debemos y nos vamos.

El cambio nos sale muy bien porque encontramos un área de autocaravanas céntrica y muy cuidada. Además tiene una particularidad: está pegada a un restaurante típico de los que aquí llaman ‘gostilna’. Son locales tradicionales que deben cumplir con unos mínimos en decoración, ambiente, carta…

Éste tiene muy buena pinta y como le sobra espacio han puesto el parking para coches con un espacio para autocaravanas. Y además nos dicen que si comes, no pagas el parking. Son muy amables. Luego decidiremos si comemos o no. Improvisaremos.

Nos vamos a recorrer Ljubljana. Nos queda mucho por ver y empezamos por visitar el mercado, que hoy está bastante tranquilo. No es lo habitual, según nos dicen. Quizá es porque hay mal tiempo anunciado.

Decidimos subir a un castillo que se ve desde todos los puntos. No iremos en funicular. Iremos a pie como buenos gipuzkoanos.

A mitad de camino… un niño necesita un baño urgentemente y nos metemos en un bar. Y estando allí, menos mal, empieza a llover.  Serán cuatro gotas, pensamos. Seguro. Pero la cosa se alarga y se convierte en una tromba de agua.

Nosotros, con dos cervezas, lo llevamos bien. Los chavales se aburren y por un rato temo que la líen. Al final la lía la madre de los niños, que se tropieza y se cae. No es producto de la cerveza, que conste. Pero parece la seña de que llevamos demasiado tiempo aquí y nos tenemos que ir aunque no pare de llover.

Nos han hablado de la Casa de la ilusión, que es ideal para los niños. Llegamos y descubrimos que todos los chavales de Ljubljana se han dado cita allí huyendo de la lluvia. Imposible entrar. Hay mucha cola.

Opción ‘b’: el Museo de Historia Natural. Allá nos vamos y de camino pasamos por el Parlamento, que nos llama mucho al atención.

El Museo de Historia Natural es un éxito: ballenas, huesos, minerales, mariposas y los críos encantados. Pasamos la tarde allí, prácticamente solos. De hecho el bebé llega a gatear por el suelo del museo.

Hemos salvado la tarde de un día muy lluvioso y aún falta un detalle muy bueno: decidimos cenar en el ‘gostilna’, protegidos por un porche pero junto al río y el embarcadero. Un lugar precioso. Gulash, verduras a la parrilla y schnitzel. Todo muy bueno. La cena es un éxito.

Mañana hará mejor tiempo, esperamos. Pero no nos quejamos.

 



2 pensamientos sobre “Día XII. Ljubljana. La lluvia es protagonista… pero salvamos el día”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *