Fotos: Santiago Farizano

¡Hola a tod@s! El viernes pasado Kutxa Kultur Moda celebró en el Museo Balenciaga el desfile fin de residencia de los 5 diseñadores que durante este último año han disfrutado del privilegio de formarse en este proyecto de Kutxa Fundazioa. A principios de año nos mostraban sus primeros diseños en Tabakalera, donde ya dejaban ver su personalidad y que tenían las cosas bastante claras.

El otro día demostraron la evolución experimentada durante este periodo de residencia. La primera en hacerlo fue Clara Virgili con su colección “Manipulus”. Reivindicativa en sus ideas cree que “la palabra es la más potente de todas las armas de manipulación masiva”.

Lo que ella ha manipulado han sido las prendas de su colección. Todos y cada uno de los diseños están elaborados con tela reciclada que ha seleccionado, diseñado y patronado de forma personal creando piezas originales y con gran personalidad. Pantalones cargo, camisas que son petos, superposiciones con chalecos. Todo complementado con unas sandalias elaboradas en caucho también reciclado y diseñadas en exclusiva para la ocasión.

Ropa cómoda, práctica y, sobre todo, sostenible. Los modelos simulando títeres son toda una declaración de principios de que tod@s, no nos libramos ningun@, estamos de alguna forma manipulados y somos marionetas de una sociedad que, muchas veces, desconcierta y abruma.

Carmen Tórtola Valencia, bailarina y coreógrafa de principios del siglo XX, inspira a Nuria de Oliveira. Si Rubén Darío le escribió un poema, Nuria ha creado toda una colección, “La bailarina de los pies descalzos”. Prendas de influencia oriental, indias o africanas, pero con estilo propio.


Looks impostados y algo excesivos. Donde se aprecian la mezcla de texturas y hay abundante contraste de color. Vestidos que insinúan y transmiten sensualidad y exotismo. Conjuntos de dos piezas en falda o pantalón abanderan la libertad de la artista que los inspira y reivindican su feminidad.

Samuel Prince tiene una personalidad desbordante y eso se plasma en su colección “Error”. Para él es un una emoción y cuestión de actitud. De “hacer lo que más quieras sin miedo al qué dirán”. Tiene claro que hay que diferenciarse y liberarse. Y es lo que transmiten sus prendas de estilo deportivo para uso diario.

Prendas cómodas, casual, que mezclan texturas como el algodón y el neopreno. La tendencia sport o athleisure tan en alza últimamente, en cazadoras, sudaderas pantalones de pinzas, bermudas o camisetas. Ropa que pretende hacerte único, incluso raro, pero sin miedo. Porque en este caso, el “Error” de Samuel se convierte en un acierto.

Me gustó mucho la colección nupcial de Marta Arribas inspirada en la metamorfosis de la mariposa. Se puede ver transformación, evolución y libertad. Líneas ajustadas al cuerpo, patrones y texturas que dejan entrever partes de la anatomía femenina reivindicando igualdad.


Una novia atemporal, moderna, alternativa y funcional. Diseños compuestos por dos técnicas de patronaje; tradicional y moulage. Mezcla de tejidos, capas, botonaduras laterales, transparencias y telas pintadas a mano por la propia Marta, simulando las alas de la mariposa. Mi favorito, un conjunto de dos piezas con pantalón y top con cola incorporada. Sencillo, favorecedor y que resalta la sensualidad de la mujer.

El cierre de la velada corrió a cargo de Gino Rojas y su colección “Cholo Soy”. Una reafirmación en sus orígenes humildes en Perú y dedicada a su abuela materna “la gringa”. Prendas inspiradas en la forma de vestir de Wari, el pueblo familiar. Mezcla de colores chillones “fosforescentes” que contrastan con remiendos y superposiciones de tejidos.

Una colección agénero variada, original y, sobre todo, atrevida. Frunces con gomas en camisas y pantalones, jugando con las diferentes larguras, un jersey de punto crudo con mangas más que oversize, faldas que eran pantalón o pantalones que son falda, o una gabardina abrigo. Transgresor y fiel a sí mismo, ya lo decía Gino en su presentación: “No busquéis buen gusto en una colección hecha por un cholo”.

Desde luego, la segunda promoción del proyecto Kutxa Kultur Moda se ha graduado a lo grande. Como ya mostramos en su día (aquí y aquí), estos 5 jóvenes diseñadores han estado un año trabajando duro en la Fabrika de Tabakalera. Porque como siempre digo, no hace falta irse muy lejos para encontrar talento.

Y si algún lector/diseñador se lo está pensando, ve que tiene posibilidades en el mundo de la moda y quiere desarrollarlas, que sepa que hasta el próximo viernes 30 de noviembre la convocatoria para elegir a los próximos residentes sigue abierta. Las condiciones, aquí. Nadie ha dicho que vaya a ser fácil. Serán horas de sacrificio, dedicación y constancia, pero después de ver el resultado final los 5 tienen que estar más que satisfechos. Ahora, a volar solos. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *