¡Hola a tod@s! En unos días comienza Semana Santa y más de un@ se irá de vacaciones y tendrá que preparar la maleta. En este post voy a hacer sugerencias, para mí, muy útiles a la hora de llevar a cabo esta tarea que a mucha gente le resulta incómoda y desagradable. Que quede claro que son opiniones muy personales y que, aunque a mí me funcionan, no tiene por qué ser igual para todo el mundo. Hay muchas variables; a dónde, cómo, en qué plan viajas…

Uno de los puntos más importantes es no dejarlo para el último momento. Sé que es algo que da pereza pero posponerlo no es lo mejor. En mi caso me organizo de la siguiente manera: una vez sé cuántos días voy a viajar, elaboro una lista, indispensable para alguien como yo, en la que por un lado pongo las cosas básicas y por otro preparo un look para cada día.

Tened claro que el “por si acaso” es nuestro mayor enemigo. Hay que olvidarse e ir a lo práctico. Cuando viajo busco la comodidad, así que no me complico demasiado ni con la ropa ni con el calzado. Obviamente la cantidad de ropa variará según los días que se vaya a viajar. La maleta que he preparado de muestra está pensada para 10-12 días.

Con dos pantalones, uno vaquero y otro negro. Dos calzados diferentes; unas zapatillas para caminar y no terminar con los pies molidos y otro calzado más formal. Camisetas de manga larga y corta para combinar con chaquetas. También una perfecto de cuero negra que siempre va con todo. De esta forma he incluido 12 looks diferentes, uno para cada día, más dos extras para salidas nocturnas, en caso de que las hubiera. Siempre jugando con unas prendas comodín, los pantalones y el calzado.

Entre mis básicos están: pijama, chanclas, neceser, calcetines, ropa interior y bolsa de tela. Llevar toalla puede ser opcional dependiendo de dónde os alojéis: hotel, en casa de amigos, hostel, casa rural, etc. Si viajáis en avión hay que poner especial atención al neceser debido a la normativa respecto a líquidos. No pueden tener más de 100 ml. Hoy en día se pueden encontrar kits o productos de tamaño especial para viaje en cualquier perfumería. Si no, están las socorridas muestras.

Mi segundo kit básico es el formado por el bolso de mano, de correa larga y que se pueda cruzar, las gafas de sol y el pañuelo, bufanda o pashmina para cuando refresca. No sabéis de los apuros que sacan. También suelo llevar un par de bolsas de tela que son cómodas y muy fáciles de doblar y guardar, además de que no pesan, por si hago compras luego poder llevarlas como si fueran un bolso más.

Todo en una maleta que cumple las medidas estándares (56 cm alto x 45 cm ancho x 25 cm fondo y 10kg) para ser equipaje de mano y no tener que facturar en el aeropuerto en caso de ir en avión. Y si viajas en otro transporte pues mejor que mejor. Fácil de manejar. Obviamente la ropa que nos ponemos el día del viaje de ida, junto con la cazadora que llevemos, entra en la rotación de prendas que os he comentado antes para poder formar los 12 looks.

Seguro que os preguntáis: ¿y si hay algún imprevisto, se ensucia o rompe algo? Pues en ese caso lo resolveremos sobre la marcha. Allá donde viajemos seguro que hay comercios donde poder comprar lo que necesitemos. ¿Y si hace más calor del esperado? Pues nos quitamos la chaqueta o la cazadora. ¿Y si hace más frío? Llevamos dos cazadoras y las superposiciones son tendencia. No hay excusa. Estáis de vacaciones. Sólo tenéis que disfrutar y relajaros. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *