Fotos: Santiago Farizano

¡Hola a tod@s! Aunque aquí en Donostia nunca está del todo claro, ya estamos en verano. Y si hay una época del año en la que tenemos más libertad y flexibilidad a la hora de vestir, esa es la temporada estival. Una de las tendencias que más se identifica con esta estación es la moda surfera. Un estilo muy vinculado a una filosofía de vida de amor al mar y la libertad. Y que ha creado toda una cultura alrededor del surf, tanto en viajes, música y por supuesto ropa.

Sus seguidores, además de fieles, son legión, y aquí en el Norte estamos bastante familiarizados con esta tendencia. Además tenemos el privilegio de contar con una de las empresas de referencia en el sector, Pukas Surf. Abrieron su primera tienda en 1977 en Zarautz, el pueblo surfero por excelencia, y en 1979 llegaron a la capital gipuzkoana como Pukas Surf Shop. A día de hoy cuentan con 5 puntos de venta entre Donostia y Zarautz además de otras tantas escuelas de surf.

La ropa surfera ofrece gran variedad de diseños en sus prendas, normalmente inspirados en el mar, las olas y la naturaleza. Una tendencia que no solo está dirigida a aficionados al surf, sino que también atrae a personas que buscan utilizar ropa cómoda, muy práctica y deportiva. Pukas tiene una amplia colección propia tanto masculina como femenina. ¿Quién no ha tenido alguna de sus prendas en el armario? Los must: camisetas y bañadores entre chicos y los bikinis entre chicas. 

Para nosotras, los vestidos, los petos y los monos siguen siendo los reyes del verano. En tejidos ligeros, lisos o con estampados rompedores y de total tendencia como los cuadros vichy o el print animal. Cómodos y frescos tanto para el día como para la noche además de muy favorecedores. Como el jumsuit Bali en estampado granate leopardo de pata ancha y que a Carla le da libertad de movimientos. Tanto que la amplitud del pantalón le hizo pensar que era un vestido. 

El bañador sigue fuerte y casi diría que ha relegado a un segundo plano al bikini. Este verano dejamos a un lado los cortes habituales y escotes clásicos cambiándolos por aberturas estratégicas en diferentes zonas; abdomen, laterales, caderas, incluso hombros. En los materiales de siempre, con estampados marinos, tradicionales y en una amplia gama de colores. Como este bañador de la colección Felline con fondo mostaza y estampado multicolor con nudo en escote y espalda junto a las aberturas. Aire retro años 40 super sexy y favorecedor y que además combina perfectamente con una falda o pantalón, como este de pinzas color siena de tiro alto. 

Si quieres triunfar este verano, hazte con un bañador o un bikini de lunares. Y si encima mezcla los colores y tonos de la temporada todavía mejor. En Pukas tienen una línea completa dedicada a este estampado que me ha enamorado. Y han pensado en todo, diseñando un modelo en manga larga para aquellas como Carla que disfrutan cogiendo olas. Hemos elegido el azul agua con lunares amarillos, pero lo tenéis también con los colores invertidos, amarillo pastel con azul. Cualquiera de los dos, perfecto y original.

Pero si de algo sabe Pukas, tablas de surf aparte, es de bikinis. Más de 35 estampados diferentes a los que hay que sumar los tonos lisos. En la parte de arriba, a los cortes clásicos como el de pico o cortinilla, se suman otros más de tendencia, como el bandeau o el asimétrico con tirante único. Para la parte de abajo, múltiples opciones también: tanga, con nudos, doble tira, más o menos cobertura de culete y la vuelta del tiro alto ochentero. Cientos de combinaciones posibles para poder conseguir el modelo que mejor se adapte a tu cuerpo y tu estilo. 

Habrá pocas chicas en Donostia y alrededores que no hayan tenido un bikini de Pukas alguna vez en su vida. Y si no te llegaba con la paga para hacerte con uno, al menos podías comprar sus coleteros. Realizados con los sobrantes de tela con los que los elaboran y símbolo de una generación donostiarra. A día de hoy una tradición que siguen manteniendo. Con este y otros accesorios.

Al final me decanté por un modelo reversible en estampado con calas rojo teja, de escote cuadrado y braguita años 80. Un dos en uno que me encanta y da mucho juego. Hemos combinado el top, en su versión lisa negra, con el pantalón de pinzas y la camisa rosa de estampado Miró anudada en la cintura. 

Porque mezclar ropa de calle con moda baño sigue de tendencia y me encanta. Aunque para los chicos es algo habitual. Uniforme de verano: bañador, camiseta, sudadera, zapatillas o chanclas y a la calle. Aunque se empieza a arriesgar más las líneas masculinas siempre son más sencillas y discretas y tratan de combinar modernidad y, sobre todo, comodidad. Con diseños y dibujos que transmiten ese espíritu surfero tan ligado a la zona. Como estos looks que lleva Xabi: uno de camiseta negra con logo ardiente y bañador tono cayena con franja estampada de palmeras, y otro de camiseta manga larga en amarillo banana y de algodón 160g, más fina, y bañador marrón con banda lateral en mostaza haciendo contraste. 

Algo más arriesgada y original, esta combinación de bermuda estampada en tonos rosas, azul y amarillo y camiseta blanca a conjunto. A Xabi no le convenció nada en un principio… hasta que se vio con ella puesta. A veces hay que dar oportunidades y probar cosas nuevas. Atreverse es símbolo de personalidad y carácter.

El mostaza es uno de los colores más poderosos de la paleta este año. En liso o como base en estampados florales, un clásico que no pasa de moda y sin excesivas complicaciones. Protagonista de dos líneas de la colección de la marca zarauztarra: color capsule y felline collection. Y si le sumamos un tejido tan ligado al invierno como la pana, tenemos unos conjuntos originales, arriesgados y con personalidad. Nosotros los hemos combinado formando looks que a Xabi y su moreno le sientan fenomenal. Uno de pantalón corto de pana mostaza con camisa de lino 100% en manga corta estampada. Y otro con camiseta negra de manga corta, pantalón corto de pana cayena y sudadera ajada en misma tonalidad con cremallera. 

Una prenda masculina pero perfecta también para nosotras. El oversize se lleva y nos sienta fenomenal. Y, si no que se lo digan a Carla que no dudó en robársela a Xabi y ponérsela por encima del bikini cuando empezó a refrescar. Aunque la opción de cazadora de pana en tono indian combinada con pantalón de pinzas también es perfecta para el final de la tarde cuando el sol se esconde y estar en tirantes es de valientes.

Queda mucho verano por delante para disfrutar de estos looks surferos. Además, aunque al otro lado de la ventana llueva, en algún sitio del mundo seguro que es verano y a veces basta con pasar Dos Hermanas para encontrarlo.

El surf y su moda están de nuestra parte en estas fechas. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *