Fotos: Santiago Farizano

¡Hola a tod@s! Parece que el buen tiempo ha llegado para quedarse y ya, por fin, podemos hacer el cambio de armario y sacar la ropa más adecuada para esta época del año. En la calle se ve a la gente con ganas, muchas diría yo, de empezar a lucir prendas más frescas y ligeras tan características de estas estaciones. Los calurosos días pasados han contribuido a ello, todo hay que decir.

Los meses verano son perfectos para lucir ropa con tejidos con más caída, cortes más amplios que permitan libertad de movimientos y que sea fresquita para los días más calurosos. Cada vez soy más partidaria de la llamada “moda útil”: combinar prendas básicas con otras algo más elaboradas siempre en una línea lo más atemporal posible y de calidad para que nos duren cuanto más mejor.

En la línea WOMEN de la marca donostiarra Indi & Cold encontramos todos estos conceptos además de las principales tendencias para la primavera-verano 2019. Los colores son el hilo conductor de esta colección cápsula: colores neutros como el crema o el crudo, rojos o tonos tejas, ocres anaranjados, rosa palo y diferentes matices de verde que nos evocan el desierto, las piezas de terracota, el jengibre o la canela pero también el mar, un río o cualquiera de los montes que nos rodean.

Colores que se fusionan en un estampado original en homenaje a la mujer: única, fuerte y poderosa. Una tendencia que lleva meses pisando fuerte y que las más arriesgadas se atreverán a mezclar o, como nosotros que hemos planteado un total look estampado combinando la blusa sin mangas de la colección bien con la falda o con el pantalón. Para diferenciarlo y como contraste se le puede añadir un cinturón, uno de los complementos estrella de la temporada.

Una colección pensada para todas y cada una de las mujeres y que a algunas incluso las ayuda, ya que Indi & Cold colabora, donando un porcentaje de las ventas, con la asociación Save a Girl, Save a Generation que trabaja para mejorar la vida de las mujeres y ayudarles a ser libres. Una marca que, además de conciencia social, está implicada con el medio ambiente: cuidan los tintes y colorantes utilizados además de trabajar con estampación digital, más respetuosa al utilizar menos agua y evitar excedentes de tejido al no requerir mínimos de producción.

Sus prendas buscan la durabilidad y eso se consigue con calidad, materiales nobles y una producción transparente y de proximidad que ayude a todos los implicados en el proceso. Ropa en apariencia sencilla pero que, en realidad, conlleva mucho trabajo detrás. Como esta falda midi de corte evasé que acentúa la cintura sin potenciar la cadera, que me encanta y que, además, está de tendencia total y es muy cómoda para el verano. Para el día combinada con top básico de tirantes en rosa nude y un collar étnico y que a Leire le sienta fenomenal. Pero se puede transformar en un look de invitada perfecta con un top lencero en rojo teja, sandalia de tacón y un bonito tocado, por ejemplo.

Esta temporada los pantalones tienen un especial protagonismo. Lisos, estampados, de colores vivos o más neutros, como más te gusten. Eso sí, mejor fluidos, holgados y tipo pesquero o tobillero. Cómodos a más no poder. Perfectos durante el día con unas zapatillas deportivas y una camiseta de tirantes. Por la noche con un crop top y sandalias tipo joya. Aquí las combinaciones son múltiples. Nosotros los hemos combinado con top color jade súper favorecedor y que hemos metido por dentro solo en la parte delantera marcando cintura.

Sin duda, los reyes del verano son los vestidos. Adecuados para cualquier situación. Largo, midi o corto combinan casi con todo y los encontramos en múltiples estilos. Podemos cambiar la apariencia de un mismo modelo con solo quitar o poner un complemento. Os animo a que probéis porque hay muchas posibilidades. Nosotros hemos combinado el modelo largo de la colección WOMEN, y que tanto favorece a Azahara, con un botín tipo cowboy con flecos. Unas alpargatas le darían un toque más rústico. Incluso se le puede poner un cinturón marcando figura. O un collar largo de doble vuelta.

Por desgracia, aquí verano no significa que podamos ir 24 horas en tirantes, por la tarde noche lo normal es que refresque. Y aquí es donde entra la que, para mí, es la prenda clave del verano: la cazadora vaquera. Da igual del estilo que sea: oversize, entallada, corta, lavada u oscura, combina absolutamente con todo además de dar un toque casual. Una americana en tonos alegres, anaranjados, rojos, incluso amarillos también puede sacarnos del apuro en caso de que las temperaturas bajen y queramos seguir de terraceo.

La colección WOMEN combina a la perfección con todos y cada uno de los complementos de más tendencia. Con bolsos de rafia de mano o tipo bandolera. Da igual el que elijas, irá perfecto. Con capazo playero o bolsos tipo saco. Marcando silueta con cinturones anchos o estrechos, en diferentes materiales y tonos. Collares, pulseras o pendientes tipo étnico. Pañuelos y fulares en cuello o el pelo a modo de diadema o cubriendo la goma de la coleta. Con sandalias de todo tipo: planas, de tacón, con cuña, alpargatas, incluso chanclas. O con mi preferido, el sombrero de verano: de ala ancha o corta, en arena u oscuro. Los accesorios son los que marcan la diferencia en un look y muestran la personalidad de cada uno.

No se vosotros, yo estoy deseando que el buen tiempo se convierta en una constante para poder lucir mis prendas favoritas de la temporada y disfrutar de los días más largos del año. Porque en primavera-verano hay otra energía en el ambiente, llegan las vacaciones, las jornadas reducidas (el que la tenga) e inevitablemente somos más positivos y sonreímos más. Al menos a mí me pasa ¿y a ti? ¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *