¡Hola a tod@s! En el post de hoy me voy a dejar llevar por la frivolidad y haré un repaso a las semanas de la moda internacional que empezaron el pasado 9 de febrero en Nueva York y terminan hoy en París, pasando por Londres y Milán. Y daré mi humilde opinión, aunque con una semana de retraso, sobre el vestuario de la gala de los Oscar. ¡Vamos a ello!

Voy a empezar por los Oscar y las que, en mi opinión, iban peor. Bien por el vestuario, la peluquería o el maquillaje o por todo el conjunto: Janelle Monáe, con Figuras Ocultas y Moonlight compitiendo, y su Elie Saab en plan menina. Excesiva y recargada. Muy ella también, todo hay que decirlo. Mimi Valdes, productora de Figuras Ocultas, se quiso pasar de original con la peluquería y arruinó un look que tampoco era para tirar cohetes. Dakota Johnson, de Gucci. Su vestido, además de arrugado, no había por dónde cogerlo, aunque la he visto en listas de las mejores. Para gustos los colores.

Entre las mejores: Emma Stone con vestido color oro de Givenchy diseñado por Ricardo Tisci y de clara inspiración años 20. La ganadora del Oscar a mejor actriz iba muy La La Land. Naomi Harris, la madre yonqui de Moonlight o la nueva Moneypenny, con vestido y sandalias de Calvin Klein en su nueva etapa con Raf Simons. Halle Berry, aunque muy criticada por su peinado “al natural”, me ha encantado con un vestido de Atelier Versace en degradados de negro y gris.

Pero me he enamorado de dos atuendos: el vestido diseñado en exclusiva por Valentino para Ruth Negga, protagonista de Loving (no tanto de los accesorios, diadema y pendientes, con los que lo acompañó), y el vestido de Amelia Warner, mujer del guapérrimo Jamie Dornan, en rosa empolvado y lunares de Emilia Wickstead.

Diseñador ganador, Armani. Con sus prendas han ido vestidas, entre otras, Emma Roberts con la combinación siempre ganadora de blanco y negro; Isabelle Huppert, de blanco y plata, una de las más elegantes. También Viola Davis, ganadora del Oscar como actriz de reparto, con un vestido color salmón bastante favorecedor.

Los Oscar han sido un paréntesis dentro de las Semanas de la Moda que llevan celebrándose desde principios de febrero. Nueva York se ha caracterizado por su reivindicación. Muchos diseñadores han utilizado sus prendas para hacer llegar mensajes claros y contundentes. En el desfile de Jeremy Scott, el nuevo enfant terrible de la moda, se podía leer “El amor apesta” o “El sexo es adorable”. Christian Siriano nos dice que “People are people”. Y Prabal Gurung que “The Future is female” ni más ni menos.

Calvin Klein, con nueva dirección creativa de la mano de Raf Simmons, propone una versión del look vaquero con monos, cinturones anchos y chalecos de cuero. Algo parecido se pudo ver en la pasarela de Alexander Wang.

De la Semana de Londres me gustaría destacar los diseños de Molly Goddard, becaria de Galliano. Una colección ensoñadora y naif además de una de una de las más aplaudidas. JW Anderson, experto en crear complementos de éxito que todas querremos llevar. Destaco las cazadoras mini que, seguramente, serán muy imitadas por las firmas low cost. Anya Hindmarch, con una colección inspirada en el folclore nórdico en la que destacan gorros, estolas y zapatos de pelo.

Los abrigos estampados de Mary Katrantzou son carne de imitación. Coronados por estolas de pelo en colores tan llamativos como el rosa chicle, el amarillo o el azul. Emilia Wickstead, con una paleta cromática en tonos pastel. Vestidos románticos y diferentes a partes iguales. Y Burberry apuesta por las mil y un capas y moderniza su famoso trench.

Gucci abrió la Semana de la Moda de Milán. La primera vez de Alessandro Michele en la firma y sorprendió con un único desfile hombre y mujer. Versace presenta a una mujer femenina y poderosa con prendas de cortes irregulares, transparencias y flores bordadas. La colección de Blumarine, que celebra su 40 aniversario, desborda femineidad y elegancia con escotes pronunciados, piezas de satén, cachemira, lentejuelas y detalles de pelo.

Francesco Risso, nuevo director creativo de Marni, homenajea a su predecesora y creadora de la firma. D&G, con un desfile de gran diversidad tanto racial como en el tallaje, presentó su colección más ponible. Armani cerró la semana de la moda con una colección muy deportiva en la que han destacado el terciopelo y la falda pantalón.

Paris cierra hoy la temporada de desfiles. En ella hemos podido ver los diseños de Balenciaga que celebra su centenario con cambio de dirección creativa. Una colección llena de reinterpretaciones de algunas de las legendarias piezas de alta costura. Loewe, la otra firma española, ha jugado con el contraste de texturas; nailon, algodón, seda y piel. Dior ha presentado toda una colección en azul marino. El único contraste las cintas blancas con el nombre de la firma que hacen las veces de tirantes y cinturillas

Balmain, ha llevado la sabana a la pasarela. Una colección que no ha dejado indiferente a nadie. Diseños en piel, pelo y muchos flecos. Dejando a un lado las firmas más clásicas quedaros con este nombre Off-White. Marca muy de moda y que ha presentado una colección que mezcla delicados vestidos en contraste con prendas vaqueras. Termino con Elie Saab, del que me declaro fan absoluta. Su colección, inspirada en el ballet Giselle, está llena de faldas de tul, medias con incrustaciones de Swarovski y cazadoras perfecto decoradas con flores bordadas.

Entre medias, y fuera del circuito internacional, se ha celebrado la MBMFW – Mercedes Benz Madrid Fashion Week. Quiero destacar que Custo desfilaba por primera vez en la capital, la preciosísima colección de Jorge Vázquez y la siempre sexy Maya Hansen.

Por supuesto, me dejo muchos diseñadores pero son tantos y con colecciones tan diferentes que he tenido que hacer una selección. Aun así me he alargado bastante pero espero que hayáis disfrutado de todos y cada uno de los vestidos, conjuntos y accesorios de las fotos elegidas porque son verdaderas obras de arte. Y os animo a ver la colección completa si algún diseñador os ha gustado especialmente. Siempre os dará una visión más general de lo que quieren trasmitir. Y sobre todo, tener claro que la pasarela es un show y que los diseñadores hacen una puestas en escena muy teatrales para que sus diseños luzcan en su máximo esplendor. Felicidades a todas las mujeres. ¡Hasta pronto!

Fotos extraídas de las webs de las semanas de la moda de Madrid, Nueva York, Londres, París y Milán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *