¡Hola a tod@s! Tengo sentimientos contradictorios sobre la 66 Edición del Donostia Zinemaldia que acaba de terminar hace unos días. Por un lado, no quería que terminara; la ciudad se siente distinta, con un ambiente especial por todas las estrellas internacionales o lo mejorcito de nuestro cine, nacional y vasco, que nos visitan. Por otro, lo estaba deseando: jornadas que se hacen eternas entre el trabajo, ver películas (algunas con metrajes muy largos) y los improvisados coloquios al salir de las mismas que, sin querer y a pesar del cansancio, han alargado muchas jornadas hasta la madrugada.

Cine aparte, que ya sabéis me encanta, este año ha sido fructífero en lo que a estrellas internacionales se refiere. Se podría decir que ha sido todo un éxito y eso, para nosotros que disfrutamos de la moda, ha supuesto un ir y venir de looks, llegadas, photocalls y ruedas de prensa durante el día y alfombras rojas y fiestas por la noche. Reconozco que me he frotado las manos y he disfrutado a tope viendo las fotos y analizando todo al detalle. Y desde luego tengo claras mis preferencias estilísticas, los más y los menos. Perdonadme si el post se excede de lo habitual pero no quiero dejarme a nadie en el tintero. Comenzamos…

Mercedes Morán. Fotos: Santiago Farizano

En la jornada inaugural me gustaron las elecciones de la gran dama del cine argentino, Mercedes Morán. Tiene claro qué le favorece y apuesta por eso. Y el rojo es apostar a caballo ganador, además de uno de mis colores fetiches. Por la mañana con un traje sastre y una de las combinaciones que más me gustan, el rosa en la camisa de estampado geométrico y los pendientes cuadrados. Por la noche repite color con un vestido largo de gran escote en V y un peinado clásico con ondas.

Úrsula Corberó. Foto: Santiago Farizano

 

Úrsula Corberó y Chino Darín. Foto: Santiago Farizano

 

Anna Castillo. Foto: Zinemaldia

 

Úrsula Corberó estaba cañón con su vestido negro Loewe de cuero con transparencias. El peinado efecto mojado y el ahumado de los ojos todo un acierto. Y como complemento perfecto, Chino Darín. Sin duda, una pareja de cine. También me gustó mucho la elección de Anna Castillo. Un vestido blanco con aberturas y pedrería de Georges Hobeika.

Isabel Peña. Fotos: Zinemaldia y Santiago Farizano

 

No todo van a ser actrices. Isabel Peña, guionista de El Reino de Sorogoyen, me ha encantado por su sencillez y elegancia. En el photocall con una camiseta transparente negra y pantalón de rayas blanco y negro. El toque de color, en rojo, para las gafas y los labios. En la alfombra roja un minimalista vestido negro plisado de cuello halter y zapato plano.

Claire Foy. Fotos: Santiago Farizano

 

Muy correcta, también, Claire Foy. Por la mañana con un vestido de cuero granate anudado a la cintura de Rosetta Getty y sandalias de tira en color crema. Y por la noche con un modelazo de Stella McCartney: un slip dress en ante verde oscuro. Escoger a esta diseñadora es siempre un acierto.

Juliette Binoche. Fotos: Santiago Farizano

 

Juliette Binoche. Foto: Zinemaldia

 

Juliette Binoche me parece que ha estado acertada en casi todas sus apariciones. Durante los photocalls ha escogido looks de oficina, ambos con camisa y pantalón. El primer día, más casual con camisa rosa y vaquero acampanado, el segundo en tonos rojos con pantalón de pata ancha, la pega las cremalleras a la altura del muslo, y camisa con estampado ecuestre. Por la noche, en la primera, guapísima, de blanco con ribete negro y sandalias rojas; en la segunda, lo apuesta todo al rojo con un vestido de cuello cerrado y manga larga que no le favorecía demasiado para mi gusto. El peinado hacia atrás y las extensiones no ayudan.

Juana Acosta. Foto: Santiago Farizano

 

Siempre acierta en sus elecciones Juana Acosta y su belleza racial. Con su jumpsuit de escote corazón a cuadros en tonos grises de Carmen March para el día o su modelazo brillante en azul y negro con aberturas en hombros y cintura para la noche.

Blanca Suárez. Fotos: Santiago Farizano

 

Espectacular en sus dos apariciones Blanca Suárez. Está claro que sabe escoger sus estilismos y le gusta arriesgar, siempre. ¿Lentejuelas por el día? ¿por qué no? Traje sastre de paillettes en estampado geométrico azul, gris y negro de Alberta Ferretti Limited Edition Collection combinado con crop top negro. Por la noche, un precioso vestido midi de tul en tonos granates de la línea ‘Red Carpet’ de Pedro del Hierro con doble escote en V y sandalias plateadas de Aquazzura. Sólo tengo una queja, pequeñita, las uñas.

Natalia de Molina. Foto: Santiago Farizano

 

Natalia de Molina. Foto: Zinemaldia

 

Acertada también Natalia de Molina. Me ha enamorado su look deportivo en rojo y rosa. Perfecta con su traje sastre oversize blanco de Alberta Ferretti y bandeau fucsia de Dominnico. Original con su vestido negro con escote en pico, manga larga y pedrería en forma de flecha firmado por Valentino.

Debi Mazar. Foto: Santiago Farizano

 

Me encanta Debi Mazar con esa belleza clásica, por eso está perfecta como Ava Gardner en Arde Madrid. Su vestido años 70 de estampado geométrico perfectamente complementado con gafas cat eye mini y abanico es original y favorecedor.

 

Bárbara Lennie. Fotos: Zinemaldia y Santiago Farizano

Mi favorita, Bárbara Lennie. Tiene estilazo, arriesga en sus estilismos y encima es una pedazo actriz, que más se puede pedir. En la presentación de El Reino, por el día, de Chanel. Top halter blanco y pantalón culotte de tweed. Por la noche súper sexy de Dior con un vestido semitransparente de lentejuelas. Para presentar Petra, estilo oficina en total look floral con botín granate. Y una elección más sobria para la alfombra; pantalón culotte y americana de lentejuelas en tonos verde oscuro.

Laetitia Casta. Foto: Santiago Farizano

 

Ingrid García-Johnsson. Foto: Santiago Farizano

 

Hay quienes me han gustado mucho en alguna de sus apariciones y en las otras, en cambio, o me han horrorizado o, simplemente, no me han convencido. Es el caso de Laetitia Casta. Espectacular para la sesión de fotos en el Paseo Nuevo con su vestido rojo de vuelo marcando cintura, salones negros y pelo suelto. O Ingrid García-Johnsson con el vestido romántico de encaje blanco de Loewe y zapatillas que lució para el Kursaal.

Inma Cuesta. Foto: Santiago Farizano

 

Tampoco me convenció el look de noche de Inma Cuesta, un vestido multicapa de plumeti en tonos amarillos de Pedro del Hierro. En cambio, su elección para la mañana sí me gustó, y mucho; un vestido camisero largo de estampado floral con sandalias de tiras y pelo suelto natural. Estaba realmente preciosa.

Najwa Nimri. Fotos: Zinemaldia y Santiago Farizano

 

El outfit de día de Najwa Nimri tampoco me convence por poco favorecedor; no sé si es una camisa vestido o un vestido camisero amplio de Barbara Bui complementado con botín blanco. Tampoco me gusta en la clausura con el vestido negro cerrado con cuello tipo cisne de Lanvin. Sin embargo, el vestido bata rojo de escote en V y grandes hombreras me parece de lo más sexy que ha pasado por la alfombra roja del Zinemaldi.

Lily-Rose Deep. Foto: Santiago Farizano

También hay quien no me ha gustado nada, lo siento. Lily-Rose Depp, a pesar de tener todo el armario de Chanel a su disposición, es imagen de la marca francesa, no me ha convencido con ninguno de sus looks.

Lola Dueñas y Leonor Watling. Fotos: Zinemaldia y Santiago Farizano

 

Terrible y espantoso me pareció el vestido azul noche con falda de tiras de Lola Dueñas. Además de poco favorecedor, le echaba años encima. No estamos para eso. No se salvan ni los salones joya de Manolo Blahnik. Tampoco me gustó el vestido morado de manga campana de Andrew GN escogido por Leonor Watling para la alfombra roja del primer día.

Rossy de Palma y Belén cuesta. Foto: Santiago Farizano

 

Parecido me pasa con el vestido en terciopelo negro de escote corazón de Carmen March elegido por Belén Cuesta, actriz y presentadora de la gana inaugural. En otras ocasiones iba más favorecida. O con los estilismos escogidos por Rossy de Palma. La miembro del jurado se pasa de excesiva en todas sus apariciones, para mi gusto.

Hiba Abouk y María León. Fotos: Santiago Farizano

 

Demasiado arriesgada la elección de Hiba Abouk y que no termina de funcionar. Un vestido negro con falda y transparente y cuello y puños con detalles blancos de Miu Miu. Poco favorecedora en mi opinión, María León con un vestido plateado con aberturas y acabados en negro. Dos guapas que, por más que las miro, no me terminan de convencer.

Paulina Rubio. Foto: Santiago Farizano

 

Y no sé qué decir de Paulina Rubio. Ni siquiera se sabe el motivo de su visita a Donostia. Indescriptible su atuendo de llegada entre hippy y cowboy o su desacertado vestido azul para la gala de clausura cuyos adornos en los hombros hacia efecto óptico de no tener cuello.

Ryan Gosling. Fotos: Santiago Farizano

 

En general, me gusta la gente que arriesga y se sale de lo convencional, sin pasarse. Y si es un chico el que lo hace, ya ni te cuento. Este año ha habido unos cuantos que se han salido de la norma. El primero, Ryan Gosling con sus dos looks oficiales, muy ochenteros ambos y que muy pocos podrían defender como él. Para el photocall combinación explosiva: traje sastre azul añil con jersey de estampado geométrico en negro y amarillo. Para la alfombra, traje marrón teja de Gucci y camisa estampada en los mismos tonos.

Timothée Chalamet. Fotos: Zinemaldia y Santiago Farizano

 

Sigo de cerca la carrera de Timothée Chalamet, que ha demostrado personalidad en sus dos apariciones. Muy casual y juvenil, no deja de ser un pipiolo, en sudadera gris, pantalón y botín negro. Y atrevido con su traje azul claro con bordados de flores y pájaros y camisa de cuello Mao blanca.

Paco León. Foto: Zinemaldia y Santiago Farizano

 

Otro que va sobrado de carácter y estilo propio es Paco León. Con camisa a rayas, pantalón tobillero y mocasín abierto en el photocall. O en traje sastre estrecho morado nazareno y camiseta blanca en el Velódromo.

Robert Pattinson. Foto: Zinemaldia y Santiago Farizano

 

Robert Pattinson y su pelo, juvenil, cómodo y acertado en sus elecciones. Camiseta a rayas con pantalón y cazadora negros por el día. Traje azul noche con camisa blanca para la alfombra. Reconozco que me encanta, sobre todo, cuando sonríe.

Bradley Cooper. Foto: Santiago Farizano

 

Chris Hemsworth. Foto: Santiago Farizano

 

Correctos Bradley Cooper y Chris Hemsworth. Con lo guapos que son, la verdad, habrá pocas cosas que les queden mal. Y encima simpáticos a más no poder. Para mí estaban más favorecidos con sus looks de día, más relajados. Los trajes de noche, azul marino para Cooper y marrón para Hemsworth, les sumaban años y seriedad.

Danny DeVitto. Fotos: Santiago Farizano

 

John C. Reilly. Foto: Zinemaldia

 

Personalidad y carisma es lo que dejaban intuir los looks de John C. Reilly conjuntando su traje arena con la camisa, los zapatos y el sombrero, o Danny DeVito y su despliegue de camisas además de simpatía y sonrisas.  

Ricardo Darín. Foto: Zinemaldia

 

Ricardo Gómez, Jose Coronado y Alex González. Foto: Zinemaldia

 

Antonio de la Torre. Foto: Zinemaldia

 

El resto de los actores aprobado raspado, todos correctos con sus trajes de sastre clásico en negro, gris oscuro o marino; Ricardo y Chino Darín, José Coronado o Antonio de la Torre, entre otros. Aunque no arriesga, impecable y guapísimo de esmoquin negro, Álex Gonzalez.

Miguel Ángel Muñoz y Carles Francino. Fotos: Santiago Farizano

 

No me han gustado Miguel Ángel Muñoz y Carles Francino, con los outfits escogidos para la gala de clausura. Del primero no se sabía si su pelo engominado era una extensión de las lentejuelas de la americana. Y el segundo me ha dejado, literalmente, sin palabras. Un horror.  

Seguro que más de uno echa en falta looks, si es así podéis mirar aquí el especial Zinemaldia de Donostitik y seguro encontráis la foto que estáis buscando. Sin embargo, había que hacer una selección de todo, y ha sido mucho, lo que hemos podido ver estos días en San Sebastián. Eso sí: dedicaremos muy pronto un capítulo aparte a la moda de de casa. Que ha vestido y lo ha hecho muy bien a algunos/as nombres muy importantes del Zinemaldi. 

Desde el respeto, quiero dejar claro e insistir que, ante todo, son opiniones súper personales, mías y de nadie más. Lo que a mí me gusta a otro le puede horrorizar y a la inversa. Sólo espero que hayáis disfrutado tanto como yo. Deseando ver qué nos espera el año que viene. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *