25 municipios en Gipuzkoa, 91 en Euskadi, cierran la hostelería

Hostelería cerrada. Foto: Santiago Farizano

(EFE). El número de municipios vascos que a partir de mañana martes tendrán que cerrar su hostelería por estar en zona roja sigue al alza y son ya 91, de los que 49 son localidades de más de 5.000 habitantes con una incidencia acumulada en 14 días de más de 500 positivos en Covid-19 por cada 100.000 habitantes. En Gipuzkoa son 19 con más de 5.000 habitantes y otros 6 más pequeños. 

El Departamento de Salud ha emitido este lunes la resolución que decreta a partir de mañana el cierre de la hostelería y la prohibición del deporte escolar en los municipios que están en zona roja.

En total son 91, 12 más que el pasado jueves, cuando Salud hizo pública su última actualización. De ellos, 49 tienen más de 5.000 habitantes, 8 más que el jueves, y 42 una población menor frente a las 38 que había la semana pasada.

En Gipuzkoa son 19. Entran nuevos municipios como Eibar, Errenteria, Hondarribia, Legazpi, Lezo y Urretxu y sale Zumaia, donde a partir de mañana se podrá abrir la hostelería y recuperar el deporte escolar. Se mantienen en la zona roja San Sebastián, Andoain, Azpeitia, Elgoibar, Hernani, Irun, Lasarte, Ordizia, Orio, Pasaia, Tolosa, Urnieta y Zumarraga. Además hay otros 6 municipios con menos de 5.000 habitantes también en zona roja: Aia, Anoeta, Irura, Mendaro, Zizurkil y Zestoa.

En Álava los municipios de más de 5.000 habitantes afectados por esta resolución siguen siendo dos: Vitoria y Agurain.

En Bizkaia son 28. Se mantienen con alta incidencia Bilbao, Amorebieta, Arrigorriaga, Balmaseda, Barakaldo, Basauri, Bermeo, Derio, Durango, Elorrio, Erandio, Ermua, Galdakao, Gernika, Getxo, Güeñes, Leioa, Lekeitio, Markina, Mungia, Muskiz, Ortuela, Portugalete, Santurtzi y Valle de Trápaga. A ellos se suman como nuevos Abadiño, Sopela y Zalla.

Además en Gipuzkoa hay 6 municipios con menos de 5.000 habitantes también en zona roja, en Álava hay 9 y 27 en Bizkaia.

Las resoluciones que el Gobierno Vasco emite los lunes y los jueves solo afectan a la hostelería y al deporte ya que desde el pasado día 25 de enero todos los municipios vascos están cerrados perimetralmente salvo para determinados supuestos como cumplir obligaciones laborales o legales, asistencia a clase y a centros sanitarios, cuidar a mayores, menores o dependientes y otras causas de fuerza mayor.