Aumentan los casos de gripe pero la tasa es discreta

La actividad gripal ha vuelto a subir esta semana en Euskadi alcanzando una tasa de incidencia que afecta a 148,1 casos por 100.000 habitantes, por lo que se mantiene en un nivel bajo. En la red de Atención Primaria se han atendido un total de 3.136 consultas por síndrome gripal, tal y como se recoge en el último informe de la Red de Vigilancia Epidemiológica-Médicos Vigía, que ha analizado en su último informe la actividad gripal entre los días 6 y 12 de enero.

Desde que arrancó la temporada de la gripe 383 personas han tenido que ser hospitalizadas, 93 de ellas de gravedad. Además, hasta la fecha, 10 personas han fallecido como consecuencia de complicaciones derivadas de la gripe.

La gripe, además de ser uno de los problemas de salud pública que se repite anualmente, puede traer serias consecuencias a quienes son más vulnerables. Cabe recordar que el pasado año se registraron 1.662 casos de personas hospitalizadas con gripe confirmada, de las cuales 435 estuvieron graves. Además el número de personas fallecidas fue de 79.

La temporada pasada el momento con una mayor actividad fue la tercera semana de 2019, cuando se alcanzó una tasa de incidencia de 532,5 casos por 100.000 habitantes.