Eguzki solicita, una vez más, la prohibición de los calefactores en las terrazas

Calefactores en la terraza de un bar. Foto: Eguzki.

Eguzki volverá a solicitar al Ayuntamiento de Donostia que no otorgue licencias para instalar calefactores en las terrazas de bares y restaurantes por su alto consumo energético y contaminación que generan.

El grupo ecologísta, afirma que ya se hizo esta misma solicitud en 2011 y que el Ayuntamiento aseguró entonces que estaba estudiando el caso.

Asegura también, que dada la situación de emergencia climática en la que nos encontramos, numerosas localidades han abarcado la cuestión de los calefactores, como el Ayuntamiento de Rennes que tomó la decisión de prohibir este tipo de calefactores. “Con el desafío ecológico que afrontamos, tenemos que ser ejemplares en el espacio público”, ha declarado al respecto el teniente de alcalde de la capital bretona, Marc Hervé. 

¿Cuánto consumen?

La consultoría especializada en transición energética Carbone 4 ha facilitado un dato al respecto que está circulando profusamente estos días: “una terraza equipada con cuatro calefactores de butano que funcionen 8 horas por jornada produce tantas emisiones como un automóvil que recorra 350 kilómetros“. “Es decir, sí, proporcionalmente, consumen mucha energía y contaminan lo suyo” afirma Eguzki con dicho dato.

En cuanto a que los calefactores sean eléctricos, el grupo asegura que no solucionaría el problema ya que “estamos un poco en las mismas, la única energía que no contamina es la que no se consume. En todo caso, habría que garantizar que esas estufas eléctricas utilizaran energía certificada procedente de fuentes renovables”.