¡Hola a tod@s! Hoy voy a hablar de una de las tendencias que a mí más me gusta y que ya podéis encontrar en las tiendas, el tul. En vestidos, faldas, camisetas, jugando con superposiciones, en multitud de versiones. Un tejido que puede dar mucho juego.

He elegido 8 looks en los que el tul es el tejido principal y aprovechando que ayer comenzó oficialmente la primavera el primero es, sobre todo, floral. Y en él destacan dos de mis colores favoritos, el negro y el rojo. Un vestido que puede parecer demasiado formal pero que con ponerle una chaqueta básica o un botín plano le das ese toque casual para el día a día.

Jugamos ahora con las superposiciones. Una camiseta larga transparente en tul con mini top incluido. Combinado con vaquero pitillo en tonos claros para hacer contraste. Incluso con un pantalón negro para un look total black que tanto me gusta. El detalle, un broche en contraste de color. Rojo, por supuesto.

Seguimos con dos tendencias que se mezclan: tul con look camuflaje. Una camiseta amplia con estampado cargo en tonos verdes y mostaza. Combinada con pantalones oversize también en verde y botín para dar un look urbano. Con un pitillo negro y tacón conseguiremos el toque más formal.

Una combinación que me encanta: mezclar lo femenino con lo masculino. Un body ceñido con mangas farol en tul haciendo contraste con unos pantalones tipo boyfriend. Un look muy sexy con tacones o zapatillas dependiendo el momento del día. Uno de mis favoritos.

No podía faltar el total black con un vestido básico con falda con volumen. Como siempre os digo, el toque entre lo formal y lo informal está en los complementos. Con tacones y un collar para darle seriedad. Con zapatillas y acompañado de una cazadora vaquera lo podrás llevar a la oficina.

Otro de mis favoritos y que seguro que voy a utilizar en múltiples ocasiones. Una falda larga plisada de tul en rosa empolvado. Con camiseta básica en blanco o negro y zapatillas para el día a día, acompañada de una cazadora denim. O con una perfecto de cuero negra para la noche y un botín de tacón. Una prenda con mucho juego.

Con el tul podemos jugar a sugerir y nos permite dar un toque sexy a nuestros looks dejando entrever la ropa interior gracias a las transparencias. Es el caso de esta camiseta cruda con múltiples bordados en color. Combinada con un pitillo negro y botín. Pero perfecta también con vaquero y zapatillas. Por supuesto, las más tímidas pueden ponerse una camiseta por debajo. Las superposiciones son tendencia.

El último look es un vestido de tul con bordados y abalorios. Muy favorecedor y que da mucho juego. Con botín y zapatillas junto con una cazadora denim para una situación más casual. O con tacón y una perfecto negra o una blazer para una salida nocturna. Sugerente y sexy a partes iguales.

Aunque el tul es el tejido principal en todos looks he utilizado muchas de las tendencias que vienen con fuerza para esta primavera y de las que hablaré con más detalle muy pronto.

Espero que disfrutéis del comienzo de estación y cuidado que ya sabéis lo que dice el refrán, y no se equivoca tanto, la primavera… ¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *