Mi nuevo Potosí

 

La Salle

¡Hola a tod@s! Como lo prometido es deuda y en Stiloskopio somos gente de palabra, además de muy fans de los disfraces, vamos con las 13 comparsas que se quedaron ayer en el tintero virtual. Los bolivianos de Mi Nuevo Potosí presentaronMix Diablada”. Trajes, cuidados al detalle, llenos de color, y música tradicional. Sin duda, el toque diferente a la fiesta. La elegancia la puso La Salle con su “Mascarada Veneciana”. Trabajados diseños que acercaron el carnaval veneciano, con sus características máscaras y arlequines, a nuestras calles.

Titanes

 

Mystic

De Errenteria llega una de las comparsas que se estrenaba este año, Titanes, con 33 personas en sus filas. El tema escogido, “Star Wars”. La guardia imperial formaba el cuerpo de baile. Me pareció interesante la reinterpretación sexy de R2D2 con falda de tul azul y corpiño. No sólo no me defraudaron sino que gustaron mucho, Mystic y su escenografía “Y si llueve…Qué?”. Al ritmo de Queen presentaron unos originales looks de paraguas. No podían faltar los de verdad, chubasqueros y katiuskas poniendo el toque de color.

La Alegría de Alza

 

Betiko Zuhaitz

Una de las veteranas, Alegría de Alza, puso al mal tiempo buena cara con “Viva la música”. Personalmente, me parecieron un poco sosos tanto en sus looks de notas musicales y de instrumentos, como en sus coreografías. Betiko Zuhaitz nos acercó al “Fondo marino”. Vistosos y coloridos trajes para representar pulpos, medusas, corales o caballitos de mar.

Odissey

 

Txingor

A una bailonga como yo le entusiasmaron las coreografías de Odissey. Me sorprendieron gratamente algunos de los diseños escogidos para sus “Frutas”; capas que eran sandias, fresas hechas con faldas de tul y peplum o unas macedonias muy flamencas sin olvidarnos de los plátanos, los kiwis y las uvas. Los de Txingor con “Super Man eta Super Girl” no se complicaron mucho ni en los trajes, ni en las coreografías pero dejaron claro que los superhéroes están de moda

Santa Bárbara

 

Show Time

Santa Bárbara tiro de un tema tan manido en carnavales como el de la “Fiesta Cubana”. Mucho volante, tops y demasiada tripa al aire para el frío que hace. Lo mejor, los tocados a modo de turbantes con plumas y frutas. Se nota que los de Show Time salen de una escuela de baile. Su “Ferrari Land” tenía, sin duda para mí, las mejores coreografías. No sólo por complicadas en pasos y ritmo sino por bien coordinadas entre sus participantes, algo nada fácil. El vestuario acorde con la escudería: rojo Ferrari en monos cómodos para bailar, visera y bombers cortas con cuadros blancos y negros.

Toxic

 

Dance Factory

Los de Toxic presentaron con “Abracadabra” los diferentes tipos de magos que podemos encontrar. Sorgiñas, hechiceros, druidas y alquimistas todos con un vestuario muy cuidado. Dance Factory ha sido el otro estreno del año y han apostado por lo seguro con “Tronu Jokoa/Juego de Tronos”. Inspirados por la serie de éxito las calles de Donostia se han convertido, por unas horas, en los Siete Reinos con caballeros y damas medievales, guerreros norteños, guardias de la noche, dothrakis, sacerdotisas rojas y, como no, dragones.

Txasiss

Los últimos en pisar el escenario fueron Txasiss y su “Erase una vez: el bosque”. Looks muy estudiados para acercarnos a la mitología del bosque con ninfas, lamias, elfos y unicornios, entre otras criaturas. Eso sí, como pasaba en el colegio, siempre está el que quiere sacar sobresaliente y se esmera en todo (vestuario, complementos, coreografía, puesta en escena y, sobre todo, actitud), al que le vale el aprobado y el que se conforma con el suficiente raspado y hace lo justo por cumplir. Bien por tod@s pero, sobre todo por los primeros que transmiten su entusiasmo, hacen que quieras bailar, ver más, y despierten en much@s niñ@s, y no tan niñ@s, donostiarras las ganas de participar en una comparsa el año que viene y que así la fiesta se haga más grande.

Y aunque la vida es una fiesta, no puede durar siempre y las emociones, el colorido y la diversión del carnaval terminan con el entierro de la sardina que celebra el fin de fiesta. El color y la alegría dan paso al luto y el duelo. Un irónico cortejo fúnebre, con la participación de diablos, viudas y viudos, acompañan a la quema de la sardina por la diosa Momo y que despide el carnaval hasta el año que viene. Empieza la cuenta atrás. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *