Kutxa Kultur Moda y Fomento de San Sebastián nos transportan a la próxima primavera- verano de la mano de Isabel Mesa, Country Manager de WGSN en España y Portugal, presentando las inspiraciones clave para el diseño de moda y accesorios de cara al año que viene

En un formato adaptado a la situación actual que vivimos, Isabel Mesa hacía hincapié ayer, a través de un webinar, a la importancia de la capacidad de anticiparse ante este nuevo panorama para conseguir incentivar y reactivar el sector de la moda de nuestra ciudad. Nos espera una época de reflexión. ¿Qué va a buscar ahora el nuevo consumidor? Es prioritario encontrar el equilibrio entre la vida personal y trabajo mediante la flexibilidad y el bienestar, tal y como apuntaba Mesa. Los elementos de sostenibilidad y el retorno a la producción de proximidad son protagonistas ahora más que nunca. Los productos de calidad y atemporales se presentan como el ADN de éxito de una marca.

Tres conceptos estrella inundan las prendas de la próxima temporada: Home Spun, Transform y GameScape.

Home Spun

Sin duda, en la próxima temporada no podía faltar un tendencia dedicada al ‘estar en casa’. Tras una larga temporada de confinamiento, el simple hecho de disfrutar de nuestro hogar se ha puesto en valor y tanto es así, que ha surgido una estética basada en la comodidad con una pincelada de artesanía que retorna para encontrar un equilibrio que acelere el confort. El minimalismo hace su aparición con un toque rústico y sostenible, de carácter sofisticado y atemporal. Las marcas tienen que adaptarse y dar un nuevo enfoque al diseño, incluyendo la reutilización de los residuos; potenciar ‘el ser auténtico’ fabricando y personalizando cada una de las prendas. Los tonos neutros y naturales, el verde hierba, los azules sombríos y los morados lavados son los colores aliados que dan luz a esta tendencia. Una estética que atesora sastrería discreta, estampados sofisticados y sutiles, superposiciones y tejidos como el algodón orgánico y el lino. ¿Las prendas? Piezas prácticas y funcionales: camisas fluidas, faldas largas y pantalones cómodos. Isabel Mesa hizo especial mención al tan nombrado en los últimos tiempos, armario cápsula. ¿Por qué no simplificarlo y apostar por los básicos refinados, de materiales perfectos y siluetas relajadas?

La nostalgia del crochet y las prendas de punto comparten el hilo conductor alineado con la artesanía, una de la grandes tendencias en las que la industria de la moda ha puesto el foco de atención en las últimas temporadas para dar individualidad a la prenda con detalles hechos a mano. Su parte más bucólica nos regala un estampado de cuadro vichy y raya pijama en forma de blusones y shorts. Una nueva feminidad que evoluciona dentro de las superposiciones con especial importancia en el volumen y los detalles XL de mangas en contraste con transparencias y tachuelas modernas.

El verano, no es verano sin flores. Dentro de la tendencia Home Spun, este estampado se fija de forma interesante en los tejidos. La técnica de la estampación pintada a mano o realizada de una manera natural hace un homenaje a lo único y a los métodos tradicionales. Desde luego, una tendencia que alza la voz con mensajes de impacto e individualización con interesantes historia por detrás.

Transform

El poder de la naturaleza se adueña de la moda para dar vida a una sastrería contemporánea y dotar las prendas de influencia futurista. La luz de los tonos luminosos y metalizados a contraste con la estética oscura y de supervivencia. Encontramos un equilibrio entre la sobriedad y el optimismo a través de una paleta de colores de verdes y azules brillantes que dejan clara su inspiración en el mar. Las siluetas esconden diseños arquitectónicos y las prendas básicas se reinventan con formas modernistas, construcciones del revés y cortes asimétricos. Los looks de sastrería adoptan un carácter más abstracto y las mangas capas se adueñan de las blazer y las chaquetas. Las transparencias son uno de los grandes tejidos junto a la organza, el chiffon y la viscosa reciclada.

Una renovada versión del tie-dye vuelve a estar de moda con un lavado estilo acuarela y un estampado casi imperceptible que asoma toques metálicos y tornasolados. Tampoco faltan las flores en esta vertiente, aunque toman un carácter más dramático difuminándose en tonos joyas y negros. El entusiasmo por la naturaleza nos regala pequeños plisados con toques místicos que hacen guiños al movimiento de las olas.

Hay una fascinación por lo paranormal con prendas de aire misterioso y de toque surrealista. El color negro juega con las texturas.

GameScape

No hay duda que el mundo digital influye cada vez más en nuestra vida y como no, también lo hace en la moda. Esta nueva tendencia que verá la luz la próxima primavera explora la estética de videojuegos a través de prendas sport. Los colores hiperbrillantes revitalizan las colecciones de verano con una estética virtual. La visión de cómo vemos el futuro se fusiona en ropa deportiva con elementos renovados de sastrería. Las piezas con acabado engomado y la combinación de los azules con los grises cemento, visten siluetas estructuradas para el consumidor más atrevido. Los adornos de pedrería y los flashes vivos exploran esta tendencia digital donde el color es el gran protagonista.

Los estampados retros, llamativos y de ilusiones ópticas reviven la década de los 60 con propuestas más conceptuales y futuristas. Las flores exploran el filtro digital para potenciar la tendencia surrealista que nos lleva a una dimensión floral hasta ahora desconocida.

El movimiento surfero no puede faltar en las propuestas veraniegas de 2021. Dirigido a un mercado más joven donde las bermudas en versión cuadrada y las prendas expresivas reinterpretan una fórmula estilística que mezcla lo moderno con lo mundano.

Además de las tres importantes tendencias, Isabel Mesa hizo mención de las tonalidades que teñirán la primavera – verano 2021. Aunque existen colores de los que no debemos olvidarnos, como los neutros y los naturales, hacemos un repaso de las novedades que nos deparará la próxima temporada estival.

Los cinco colores clave serán: el azul, el amarillo mantequilla, el gris, el rojo anaranjado y el verde. Colores de pigmentación media que hacen un guiño a los elementos de la naturaleza; tonalidades que aportan tranquilidad y calma. En una gama cromática más pálida que sustituyen a los tonos pastel en la búsqueda de la comodidad y el equilibrio.

Dentro de los colores fuertes y brillantes, el rojo fuego y el mango, ganan terreno en looks impactantes. Apuestas refrescantes que debes incluir en tus estilismos.

Las prendas más funcionales se adaptan a las suaves temperaturas. La versatilidad da paso a las piezas estrella de la temporada. El blusón de verano de estética clásica y desnudo de detalles; tops y bodys pensados para entrenar y descansar que innovan en tejidos termoreguladores; vestidos formales de tacto suave y detalles anudados o retorcidos; la manga capa como alternativa a las mangas abullonadas; el kaftán de silueta amplia y sencilla; las faldas con detalles de uniformes diseñadas en algodones orgánicos y las faldas fluidas midi en versión pareo; la fusión del pantalón cargo con el jogger con detalles ajustables y elementos desmontables; shorts que elevan al máximo la comodidad y los detalles artesanales; camisas ‘resort’ que nos traen la estética de vacaciones a nuestra vida cotidiana; la sobrecamisa se alza como prenda estrella encajando dentro de un look minimal y femenino; ponchos de hombros caídos y tejidos delicados; el chubasquero con aplicaciones que cubren el rostro, una de las novedades influenciada por la actual pandemia que vivimos, sin olvidarnos de la eterna gabardina actualizada con diseños reversibles y partes desmontables.

Isabel no quiso despedirse sin analizar con pequeñas pinceladas la tendencias más potentes en calzado y complementos.

En lo que a sandalias se refiere, las tiras anchas, las puntas cuadradas y el estilo anudado al tobillo son protagonistas indiscutibles junto a una estética totalmente opuesta: la sandalia sport de diseño holgado, plataforma y tiras ajustables. La feminidad frente a la comodidad. El trenzado como elemento artesanal adopta popularidad en zapatos y mocasines. Las babuchas de acabado refinado y tacto agradable son perfectas para esa adaptación a la vida en casa. El color blanco se aleja de los botines para llegar a tonos más naturales como el cámel o el marrón y la bota de agua se reinventa para ganar terreno a la versión militar.

Terminamos el complemento más femenino por excelencia. Las últimas inspiraciones de street style ya nos vaticinan los bolsos que ocuparán las calles durante los próximos meses y que tomarán fuerza durante el verano que viene. El efecto piel en forma arrugada, los bolsos prácticos que incorporan nuevas tecnologías como cargadores de móvil o luces led para encontrar las llaves, por ejemplo; bolsos adicionales que comparten el mismo material. La gran novedad llegará con las bolsas para botellas. Un nuevo credencial de moda que crece a pasos agigantados debido a los nuevos hábitos tomados en nuestra nueva normalidad.

Nuevas corrientes de moda que refuerzan y potencian el cambio hacia la sostenibilidad, la evolución y la adaptación. El empleo de productos naturales y la importancia de un consumo responsable. Estos son los valores que Isabel Mesa destaca para una moda influencia por la actual pandemia global.

One Reply to “WGSN nos descubre las tendencias de la primavera- verano 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *