Inicio » Artículos » Noticia » A prisión el conductor que arrolló a otro en Donostia tras una discusión de tráfico

Tribunales

A prisión el conductor que arrolló a otro en Donostia tras una discusión de tráfico

El atropello tuvo lugar el pasado 22 de junio en la carretera que une la rotonda de Martutene con el túnel de Zorroaga.

Foto: Ertzaintza

(EFE). El conductor de 28 años que arrolló mortalmente a un hombre con el que había tenido una discusión de tráfico en San Sebastián ha ingresado en prisión, han informado a EFE fuentes del caso.

El atropello tuvo lugar el pasado 22 de junio en la carretera que une la rotonda de Martutene con el túnel de Zorroaga.

En este lugar, después de haberse visto implicados en una discusión de tráfico, los dos conductores pararon sus vehículos a unos cien metros del túnel, donde el detenido golpeó con su coche al de la víctima, quien descendió y se situó delante del turismo del agresor para evitar que abandonara el lugar.

No obstante, el arrestado, un joven de 28 años y que trabaja como técnico de ambulancias, decidió reanudar la marcha y atropelló al otro varón, al que desplazó durante varios metros antes de que cayera al suelo, tras lo que se dio a la fuga.

Tras la detención, el joven fue puesto en libertad con cargos, pero el fallecimiento de la víctima en el hospital, el pasado miércoles, ha modificado la situación del arrestado.

Fuentes del Ministerio Público explicaron a EFE que en este primer momento, en el que la víctima se encontraba herida y no se descartaba que en un futuro pudiera declarar como testigo, la fiscal de guardia no solicitó el ingreso en prisión provisional del investigado ya que, en su opinión, no existía «riesgo de fuga», como también entendió el juez de guardia.

En aquel momento, la posible pena a la que podría enfrentarse el investigado como presunto responsable de un delito por abandono del lugar de un accidente con un herido podría oscilar entre los seis meses y los cuatro años de prisión, lo que, unido al arraigo familiar y profesional del investigado en el territorio, propició su puesta en libertad provisional con la retirada del pasaporte, la prohibición de abandonar el país y la obligación de comparecer periódicamente ante la autoridad judicial como medidas cautelares.

Tras conocerse el fallecimiento de la víctima el caso pasó a la Fiscalía de Seguridad Vial. Ante el nuevo cariz que adquirió el caso tras el fallecimiento de la víctima, la autoridad judicial ha decidido ahora decretar su ingreso en prisión. Más información, aquí.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Donostia Eskura
Didoe
Kutxa Fundazioa