22 de octubre de 2020
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
TODAS LAS NOTICIAS
Deustuko Unibertsitateak graduko titulazioen inguruko onlineko informazio saioak hasi ditu
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Octubre rojo dislexia
## Lo + visto
DE LA SEMANA
Patrimonio

Bar Barandiarán: Áncora pide paralizar con urgencia las obras del local donostiarra

Bar Barandiarán de Donostia, en plena reforma. Foto: Áncora.
23 Sep.20
Por: C. F. / Redacción
Tiempo de lectura: 2 minutos
Archivado en:
Lo hace tras constatar la desaparición de varias valiosas vidrieras de este local, que se puede considerar "el último café histórico de la ciudad"

La asociación Áncora para la conservación del patrimonio cultural registró ayer una instancia en el Departamento de Urbanismo del Ayuntamiento de Donostia pidiendo la inmediata paralización de las obras en el bar Barandiarán, emblemático local de la capital gipuzkoana. Según el comunicado de Áncora, “las alarmas saltaron al recibirse llamadas de varios ciudadanos, inquietos ante la desaparición de las valiosas vidrieras del establecimiento. Tras inspeccionar el lugar se ha comprobado que efectivamente habían sido retiradas, destruyéndose asimismo parte de su revestimiento interior de mármol”.

El Barandiarán, contextualiza la asociación, “es el último café histórico de la ciudad. Se trata de una joya de estilo art-déco, proyectada por el arquitecto Pablo Zabalo en el año 1925. Tanto el interior como el exterior del local conforman un diseño coherente y unitario que combina los mármoles grises y negros con las teselas de mosaico y las vidrieras de vivos colores”.

“Tras efectuar la oportuna consulta en Diputación”, prosigue Áncora, “se ha sabido que los arquitectos del Departamento de Cultura emitieron un informe técnico el pasado mes de abril, denegando la actuación solicitada por la propiedad. El Barandiarán se incluye dentro del Conjunto Monumental de la Parte Vieja, y es uno de los establecimientos comerciales cuya protección ha sido alegada y se está estudiando, dentro de la revisión del PEPPUC”.

Sorprendentemente la licencia concedida es de derribo y conlleva una modificación en el diseño y composición original de huecos, la eliminación de las carpinterías de guillotina y la destrucción de su revestimiento interior del año 1925, que incluye dos espejos de formato rectangular y octogonal, encastrados mediante encintado de mármol, comprometiendo gravemente la integridad y autenticidad de sus valores culturales”.

Destrozos reforma

Interior del bar Barandiarán. Foto: Áncora.

‘Modernización’
“Al margen de su adecuación –o no- a la normativa de protección aplicable (decreto de declaración monumental del Gobierno Vasco), creemos importante recordar que Áncora alegó la inclusión de este concreto establecimiento en la revisión del PEPPUC, dentro del período de exposición pública”. Por tanto, siempre según la asociación, “no procede expedir la licencia urbanística mientras no se hayan analizado sus valores histórico-arquitectónicos, dando respuesta a la solicitud de incorporación al catálogo. De lo contrario se infiere una indefensión para el ciudadano y una posibilidad de daño grave e irreversible para el patrimonio colectivo, generándose una eventual responsabilidad para los técnicos que otorgaron el permiso”

Los nuevos dueños del local “solo se comprometen a respetar las vidrieras de Mauméjean, optando por ‘modernizar’ el resto, lo cual resulta muy preocupante. La ciudad no puede perder uno de sus comercios más representativos, próximo a cumplir un siglo de antigüedad y que en cualquier ciudad culta de su entorno sería una seña de identidad y estaría protegido”.

Por todo esto, Áncora se ha lanzado a “pedir la suspensión cautelar de las obras en curso, en tanto los técnicos municipales analizan sus valores culturales y se da respuesta a la solicitud de inclusión en el catálogo, único modo de evitar daños irreversibles”.

Escribir comentario