viernes 29 de mayo de 2020
FacebookTwitterInstagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SURF . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA / AUTOCARAVANISMO
Logo
## Agenda Kutxa
TODAS LAS NOTICIAS
El Concurso ESME a la mejor idea empresarial de DBS culmina en youtube su XXIX edición
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
¿Qué es un niño malo?
## Lo + visto
DE LA SEMANA

Chernobilen Lagunak traerá a 18 niños a Donostia en verano

Algunos de los visitantes que se quedan con familias de Chernobilen Lagunak.
19 Abr.19
Tiempo de lectura: 2 minutos
El empuje de una nueva junta directiva y la solidaridad como guía han dado bríos a la pequeña entidad

Chernobilen Lagunak ha demostrado que se puede salir adelante cuando es las solidaridad la que empuja. Hace un par de años esta pequeña asociación donostiarra atravesó una crisis importante. “No asistíamos a eventos, no pedíamos subvenciones y después de mucho trabajo la junta directiva estaba muy desgastada porque hacer las tramitaciones que rodean a esta actividad resulta agotador”.

En este contexto la entrada de cuatro personas en la junta, una campaña publicitaria y el boca a boca han supuesto que este verano 18 niños de Chernobil puedan venir a Donostia de la mano de esta entidad y ocho, además, son nuevos. “Para nosotros es un logro”, reconocieron desde la junta, todos voluntarios y convencidos de sus fines: “Seguiremos peleando”.

Marianne, nuevo miembro de la junta directiva, se involucró el pasado año cuando recibió a una niña que estará también este verano en Donostia desde el 10 de julio al 25 de agosto. “Por lo general las experiencias son buenas, los niños disfrutan y las familias aprenden mucho con ellos. Eso sí: los últimos días cuentan las horas para volver a sus casas. Victoria, desde luego, lo hacía. Es normal”.

En un punto coinciden las asociaciones que traen a niños de esa zona: ya no se habla de Chernobil, que ha dado lugar a otras emergencias humanitarias. “Chernobil nos queda más lejos”. Sin embargo la situación allí sigue siendo cruda, más allá de que “la naturaleza está recuperando el lugar que le corresponde”.

Persiste la contaminación en la tierra y en el agua, pero las familias de allí trabajan la madera y las huertas. Un buen sueldo puede no llegar a los 200 euros. “Salir de ese entorno tan degradado fortalece el sistema inmunitario. Por eso vienen los niños principalmente”.

Visitan al médico, toman fuerzas y se divierten como cualquier niño. Y cuando llega la adolescencia les cuesta más venir, pero decidan o no volver esta experiencia les acompaña toda la vida.

Chernobilen Lagunak cierra así con éxito la campaña de verano de 2019. Y las que quedan…

Escribir comentario