27 de septiembre de 2020
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
TODAS LAS NOTICIAS
José María Guibert: “Las tecnologías son un medio para la educación, no un fin”
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Recordando a Ken Robinson
## Lo + visto
DE LA SEMANA
Diputación

Colaboración y más Modelo Gipuzkoa, claves para luchar contra la desigualdad

El equipo de gobierno gipuzkoano hoy dando a conocer la estrategia de la legislatura. Foto: Diputación
20 Nov.19
Tiempo de lectura: 5 minutos
Archivado en:
El diputado general Markel Olano y el diputado Denis Itxaso han presentado el Plan Estratégico de Gestión del ente foral para la presente legislatura

Gipuzkoa aspira a ser “referencia mundial” en solidaridad y reducción de desigualdades sociales y el camino para conseguirlo es a través de la colaboración con la sociedad y profundizando en el Modelo Gipuzkoa, el esquema socioeconómico que ha convertido al guipuzcoano en un territorio avanzado. Esta es la estrategia que ha dibujado hoy el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y en que trabajará la Diputación Foral de Gipuzkoa durante para el periodo 2020-2023. “Tenemos por delante un camino lleno de incertidumbres para asegurar nuestro bienestar futuro, pero, a su vez, contamos con una base sólida y con todo el potencial que atesora la sociedad guipuzcoana para aspirar a ello”, ha defendido.

El planteamiento viene recogido en el Plan Estratégico de Gestión de la institución foral para la presente legislatura, que ha sido presentado hoy en sociedad ante en torno a 300 personas en un acto celebrado en el centro de cultura contemporánea Tabakalera, ubicado en Donostia.

El diputado general, en su intervención, ha subrayado que la lucha contra la desigualdad será el objetivo principal de la Diputación durante el periodo 2020-2023, señalando no obstante que el punto de partida es sólido. Así ha puesto como ejemplos que el índice Gini se ha reducido en dos puntos desde 2012 y se sitúa en el nivel 25,3, entre los países punteros a nivel europeo; la tasa de desempleo se ha estabilizado en torno al 7%, muy cerca de la media europea y que el territorio cuenta con una fiscalidad progresiva que en impuestos como el IRPF se visualiza en que el 25% de la ciudadanía con mayores ingresos contribuye con el 70% de la recaudación total de este tributo. No obstante ha llamado a huir de triunfalismos por razones como que en el territorio aún hay 38.000 personas en riesgo de cronificación en la pobreza.

Olano ha ordenado los desafíos en cuatro campos de actuación principales que tienen el calificativo de prioritarios en el Plan de Gestión Estratégica. El primero es el esfuerzo colectivo para construir el futuro, que profundizará en un nuevo modelo de relación con la sociedad y también en la conformación de una nueva agenda política que incluirá cuestiones como la igualdad, el cambio climático, la diversidad o el sostenimiento de los servicios públicos. “Todas ellas son cuestiones de vital importancia y que requieren de una posición central en nuestra agenda, retos de calado a los que tenemos que responder como territorio”, ha aseverado Olano.

En el plano económico, la competitividad y el empleo de calidad son las principales líneas de actuación. En lo que respecta al empleo de calidad, la Diputación actuará para generar nuevas oportunidades laborales, para reducir brechas salariales o a favor de la conciliación responsable, entre otros ámbitos. En cuanto a desarrollo competitivo, la hoja de ruta foral pasa por impulsar un modelo de empresa transformado que crece, se internacionaliza, se digitaliza e intraemprende, y por buscar un equilibrio entre sectores económicos. Asimismo, la Diputación tampoco descuidará el campo de la especialización inteligente, apostando por sectores de futuro como la fabricación avanzada o la electromovilidad y la innovación y las nuevas economías.

En lo que respecta a cohesión social y reducción de desigualdades, la institución foral velará por ser garantía de protección social, bienestar y convivencia. Para ello seguirá apostando por un modelo de gestión sostenible y eficaz y potenciará la estrategia Elkar-EKIN Lanean, con la que prevé generar 5.000 empleos durante esta legislatura destinados a personas en situación de exclusión social o en riesgo de padecerla. Asimismo, otra de las grandes apuestas en este ámbito será Ibili, el revolucionario laboratorio de innovación lingüística que se pondrá en marcha en el periodo 2020-2023. La Diputación también seguirá con las estrategias desplegadas para implantar un modelo de atención centrada en las personas en los servicios sociales, así como trabajando por el rejuvenecimiento del territorio.

En lo que respecta al ámbito prioritario de la colaboración, la Diputación profundizará en el modelo de gobernanza colaborativa implantado durante la pasado legislatura. Así, entre sus retos estará el de consolidar el proyecto Etorkizuna Eraikiz y la puesta en marcha de sus principales centros de referencia, tales como Adinberri o Mubil. La transformación de la propia administración foral, que afronta un relevo generacional sin precedentes, también se sitúa entre los principales desafíos que tendrá que afrontar la Diputación a corto y medio plazo mientras que, en el marco de ese esfuerzo por fortalecer las estrategias de colaboración interinstitucional, la institución foral potenciará modelos de cogestión y coparticipación, fomentará la transversalidad de género y apostará por la estrategia Gipuzkoa Digitala.

Junto a estos ámbitos de actuación principales actuará la fiscalidad, principal herramienta para la generación y reparto de riqueza de la que dispone el Gobierno foral. Así, según queda recogido en el Plan Estratégico de Gestión, la Hacienda foral deberá cumplir una función de garante del Estado de bienestar, aplicando para ello un sistema impositivo enfocado a reducir desigualdades. “Nuestra administración tributaria, principal herramienta financiadora de los servicios públicos que ofrecen las administraciones no solo de Gipuzkoa, sino también de Euskadi, cumple un papel fundamental a la hora de sostener ese Modelo de Gipuzkoa por el que vamos a apostar en esta legislatura”, ha defendido el responsable foral.

Una agenda de progreso
El diputado de Cultura, Denis Itxaso, ha destacado en su intervención que el Plan Estratégico es una agenda para el progreso de Gipuzkoa que marca no solo proyectos sino objetivos y prioridades. Esta agenda está en sintonía con los valores que defiende la socialdemocracia, poniendo en el centro el bienestar de las personas, la sostenibilidad, el respeto al planeta y la convivencia democrática. Asimismo, se pone de manifiesto la importancia del acuerdo de los partidos del gobierno de coalición y la apuesta realizada por la estabilidad y para dotar de rumbo al territorio durante los próximos cuatro años.

Itxaso ha subrayado la capacidad de Gipuzkoa para progresar y riqueza incluso en condiciones adversas como las vividas durante 50 años por el acoso del terrorismo, y hacerlo desde un profundo sentido social. “Gipuzkoa debe seguir avanzando por el camino de la innovación y la competitividad de las empresas, con un sistema fiscal que redistribuya la riqueza de forma equitativa y justa para hacer frente a nuestro verdadero desafío que es la igualdad”. En palabras del diputado de Cultura es necesario poner el acento en este concepto y hacerlo en sentido amplio, con medidas que apuesten por la incorporación de jóvenes y mujeres, trabajando la calidad en el empleo y la conciliación, y protegiendo a los sectores menos favorecidos, en especial a los mayores.

A la hora de establecer los proyectos que deben servir como base para el crecimiento de Gipuzkoa y su transformación en desarrollo social y bienestar, Itxaso ha señalado que es fundamental contar con una economía basada en el talento capaz de ofrecer productos y servicios con alto valor añadido, y crear empleos cualificados y bien remunerados. En esta tarea, resulta clave apostar por los nuevos nichos que nos permitan reforzar nuestra industria y estar presentes en los sectores que van a liderar la gran transformación que se avecina de la mano de la revolución digital y el desafío del clima.

Estos criterios han sido los tenidos en cuenta para definir los proyectos estratégicos que forman parte de Etorkizuna Eraikiz y de una agenda de progreso de Gipuzkoa centrada en la ciberseguridad, la electromovilidad, la lucha contra el cambio climático, la gastronomía digital, la cultura o el envejecimiento y la calidad de vida de nuestros mayores. En torno a estos sectores, proyectos como Ziur, Mubil, Labe, Naturklima, el nuevo Koldo Mitxelena o Adinberri sientan las bases de la Gipuzkoa del futuro que comparten la mayoría de los guipuzcoanos.

Itxaso ha subrayado asimismo la importancia de la cultura para cohesionar a la sociedad, asentar los valores que están en la base de una convivencia en paz y libertad, y construir una comunidad que sepa preservar la riqueza que representa el euskera y su patrimonio cultural. En esta tarea “es fundamental reconectar a los jóvenes con la cultura y hacerlo desde la escuela”, objetivo del programa Eskola Kultura que la Diputación pondrá en marcha a partir del próximo curso.

Al evento han asistido, además, del propio Olano, todos los integrantes del Gobierno foral, así como representantes de los principales agentes sociales y económicos del territorio. 

Escribir comentario