25 de noviembre de 2020
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
TODAS LAS NOTICIAS
Estudiantes de Deusto practican lo aprendido en un Juzgado de Primera Instancia
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Equitación y doma clásica

«Duele que no se haya apostado por el instituto Bidebieta»

Foto: DonostiTik.com
16 Nov.17
Por: A. E. / Redacción
Tiempo de lectura: 3 minutos
Archivado en:
El director del centro Juan Carlos Comas defiende "la labor social" frente a las cifras que supondrán el cierre de una entidad con 180 alumnos y cerca de 50 trabajadores

Desde julio mascándose lo que finalmente se concretó ayer y cayó como un bombazo en el instituto Bidebieta: el cierre del centro en dos años porque no hay suficiente alumnado que justifique las obras que se anunciaron en su día. Juan Carlos Comas, director del instituto desde hace cuatro años, lo tiene claro: «La labor social que realizamos aquí es muy importante y esta mañana había alumnos llorando. Desde la dirección no hemos podido hacer más: hemos propuesto recuperar la FP y el nocturno, servicios que este instituto tenía cuando estaba a tope». Comas considera «una batalla perdida» el cierre y afirma que, aunque contra los números no se puede luchar, la enseñanza pública es un bien necesario y no se pueden valorar los servicios públicos desde un punto de vista empresarial. «Teníamos la ilusión de que se apostara por este centro, la verdad».
Con Comas hay un total de 49 personas trabajando entre personal docente y no docente en el instituto Bidebieta y un buen número de chavales, cerca de 180: doce en primero de la ESO, una treintena en segundo entre los modelos B y D; cerca de 40 en tercero, una veintena en cuarto… En primero de bachillerato hay 26 alumos en ambos modelos y en segundo cerca de 30 en cada uno.
Las obras que no se hicieron
La mayoría de los padres se ha enterado del cierre por la prensa y la circular que la dirección tenía prevista entregar va a llegar tarde. Ayer hubo una reunión en el centro entre representantes de padres, profesores y alumnos tras conocer la noticia de boca de responsables de Educación. «No ha habido lugar para informar al personal no docente ni a los padres y lo lamento», expresa Comas, quien tiene claro que el principio del fin comenzó en el curso 14-15, cuando se decidió que Karmengo Ama, que hasta ese momento nutría de alumnos al instituto Bidebieta, también tendría ESO. «Nos quedaba como referencia sólo Mendiola, que tiene una media de una decena de alumnos por curso», explicó Comas. 
Aunque una de las características del instituto Bidebieta es que tiene ‘goteo’ de alumnos durante todo el año (este verano sólo tenía a tres alumnos nuevos matriculados y ahora son doce en primero de la ESO) los números empezaron a flaquear. Se decidió cerrar el edificio amarillo y habilitar el otro con una obra en profundidad, una obra de dos millones de euros para rehabilitar un edificio que acogiera a todos los alumnos. «Yo siempre decía que tenía que ver las obras para dar fe de este tema, aunque el tema tuvo bastante publicidad». 
Sin embargo en julio de este año, a la hora de las reuniones y el reparto de docentes y recursos, la responsable de planificación ya advirtió de la dificultad de mantener esa inversión prevista y aquello sonó como una alarma. «Desde entonces hemos exigido una respuesta clara a la Administración que finalmente llegó ayer. Duele que no se haya apostado por este instituto. ¿O es que no tiene derecho a recibir el correo un pueblo con 40 habitantes?», se pregunta Juan Carlos Comas.
De aquí a que el centro cierre sus puertas el personal docente se ha propuesto «trabajar la cohesión» y tiene dos años para hacerlo, especialmente de cara a los más jóvenes, que son quienes más van a sentir el cierre. Los de segundo de bachillerato terminan este curso y se marchan e igual ocurrirá con los de primero, que terminarán el curso que viene. Los de cuarto de la ESO serán aceptados en el bachillerato que elijan en cualquier centro, según se ha informado a la dirección, y los de tercero harán lo mismo llegado el momento.
«Lo que queremos con los pequeños, que están en primero y segundo de la ESO, es intentar que los grupos se muevan completos para no dispersarse, salvo que los padres decidan lo contrario», expresó al respecto el director. 

Escribir comentario