22 de septiembre de 2020
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
TODAS LAS NOTICIAS
Deustuko Unibertsitateak ongietorria egin die 1. mailako 2.000 ikasle berriei
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Recordando a Ken Robinson
## Lo + visto
DE LA SEMANA

El león de las cavernas de Arrikrutz trae el Pleistoceno al Museo San Telmo

El león de Arrikrutz. Foto: Oskar Moreno/San Telmo Museoa.
14 Nov.18
Tiempo de lectura: 3 minutos
Archivado en:
Son los restos más completos de esta especie en toda la península, hallados en Oñati, e hilan una retrospectiva sobre la fauna extinta de su época que se puede visitar hasta febrero

La fauna prehistórica envolverá al visitante del Museo San Telmo desde mañana, cuando este abrirá al público la exposición El león de Arrikrutz, que se ha presentado hoy y permanecerá allí hasta el 10 de febrero de 2019. La muestra parte del esqueleto de león de las cavernas más completo que se ha encontrado en la península ibérica, hallado en 1966 en la cueva de Arrikrutz (Oñati). Y desde ahí, las características de esta excepcional especie extinta son el hilo conductor para conocer mejor la época en que su rugido acompañó a los humanos, el Pleistoceno Superior (hace entre 126.000 y 11.700 años).

La exposición está formada por 16 piezas entre fósiles originales, réplicas y arte rupestre. Además del esqueleto del animal que le da nombre, hay también restos pertenecientes a hienas, leopardos, osos de las cavernas o cuon (perro salvaje), especies con las que convivió el león, y un audiovisual que explica el hallazgo.

En concreto, entre los objetos cabe destacar unos cuantos por ser originales y porque están completos, y además varios de ellos fueron hallados también en Gipuzkoa. Se trata de un cráneo de gran tamaño de oso de las cavernas descubierto en Askondo (Mañaria, Bizkaia); un cráneo de cuon encontrado en Obarreta (Bizkaia), el único esqueleto completo de la península ibérica; un cráneo de leopardo con más de 30 mil años de antigüedad hallado en Allekoaitz (Gipuzkoa); un cráneo de hiena encontrado en Pinilla del Valle (Madrid); y una mandíbula de una cría de hiena encontrada en Labeko Koba (Arrasate).

Organizada por el Museo San Telmo, Gordailua (Centro de Colecciones Patrimoniales de Gipuzkoa) y el Museo de la Evolución Humana (Burgos), la muestra estuvo en este último museo burgalés –donde se expuso en público al felino por vez primera- antes de recalar en Donostia.

Durante los meses en que la exposición será visitable, se realizarán conferencias y actividades complementarias. Por ejemplo, una conferencia de Juan Luis Arsuaga, director científico del Museo de la Evolución Humana de Burgos (12 de diciembre); visitas guiadas con Asier Gómez, paleontólogo y comisario de la muestra, y con otros expertos; talleres para niños y mayores, etc.

Las autoridades, cara a cara con la fiera. Foto: Oskar Moreno/San Telmo Museoa.

Más grande que el actual
El león de las cavernas (Panthera spelaea) era una especie mayor que el león africano de hoy día, y que por ejemplo vivió en Euskadi. Nuestros antepasados convivieron con esos grandes félidos y los dibujaron o grabaron en las paredes de muchas cuevas, así como los representaron en pequeñas estatuillas. Gracias a estas imágenes sabemos que los machos no tenían melena, o la tenían muy reducida. No se conoce la causa de su extinción, pero el cambio climático ocurrido al final de la última glaciación y la caza por parte del ser humano podrían estar relacionados con ella.

El esqueleto de león de Arrikrutz fue descubierto por Iñaki Zubeldia en 1966, y lo estudió Jesús Altuna. Perteneció a un individuo adulto que murió en la cueva. Se le ha estimado un tamaño de 1-1,2 metros de altura hasta la cruz y unos 250 kilos de peso. A pesar de su gran tamaño, por encima del promedio de machos actuales, no es de los más grandes; en otra galería de Arrikrutz se localizó un fémur de un individuo perteneciente a un individuo de 330 kilos, también expuesto en esta muestra.

La cueva de Arrikrutz está en Oñati, en la cordillera de Aizkorri y es un excepcional escaparate del paisaje kárstico vasco. Es especial por sus descubrimientos paleontológicos. Allí también se han hallado huellas del paso de rinoceronte lanudo, hiena de las cavernas y ciervos gigantes, así como muchas esqueletos de osos cavernarios .

Escribir comentario