23 de enero de 2021
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
TODAS LAS NOTICIAS
La respuesta del sector turístico a la crisis, eje central de la X Jornada San Francisco Javier
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Flysch, leyendo la historia de la tierra en Geoparkea
Ocio y formación

“El servicio de haurtxokos y gaztelekus de Donostia se va a quedar muy cojo”

Borja Ruiz
Borja Ruiz, dinamizador en haurtxokos y gaztelekus. Foto: Donostitik
28 Dic.20
Por: A. E. / Redacción
Tiempo de lectura: 2 minutos
El 22 de diciembre se anunció que presumiblemente el 16 de enero volverán a abrir sus puertas tras meses sin actividad. Sin embargo el conflicto no ha terminado

No cree Borja Ruiz que con la licitación del servicio de haurtxokos, gaztelekus y Etxarriene llevado a cabo la pasada semana por el Ayuntamiento donostiarra terminen los conflictos surgidos en torno a este recurso. El pasado 22 de diciembre se anunció que presumiblemente el 16 de enero volverán a abrir sus puertas estos servicios presentes en Aiete, Altza, Amara, Antiguo, Bidebieta, Egia, Gros, Intxaurrondo y Martutene con la misma empresa que los gestionaba antes: HEZI ZERB S.L.U.

Borja Ruiz lleva diez años trabajando en haurtxokos y gaztelekus y su punto de vista es claro. “Los servicios que se van a dar van a quedar muy cojos y la situación laboral de los cerca de 45 trabajadores se va a ver muy afectada por los recortes que serán de seis horas semanales por empleado”. Además, como llevan tiempo denunciando, el Ayuntamiento se reserva la posibilidad de prescindir de seis trabajadores si se dan “unas condiciones especiales”.

Durante el confinamiento los haurtxokos y gaztelekus permanecieron cerrados. Abrieron un par de semanas en junio y volvieron a cerrar.

Los trabajadores denunciaron la tardanza del Ayuntamiento en presentar los pliegos que según ellos podrían haber permitido reabrir el servicio en septiembre, algo que no ocurrió. Se alegaron motivos como la propia pandemia o un recurso de la Asociación Guipuzcoana de Integradores Sociales y Animadores Socioculturales respecto a la titulación de los monitores.  En todo caso los trabajadores responsabilizan al Consistorio de no haber actuado con más celeridad.

Ahora se enfrentan a unos recortes que ya han vivido antes y es que según Borja Ruiz el trabajo es cada vez más precario. “Cuando hay que recortar de algún lado, nos recortan a nosotros. En 2012, con el Gobierno municipal de EH Bildu, se decidió quitar el verano con la excusa de que había otros servicios públicos y se solapaban. Y se nos ha bajado de categoría. Ahora somos dinamizadores y antes éramos educadores”.

Por el momento nadie ha contactado con ellos desde el Ayuntamiento para informarles de que próximamente reabrirán los haurtxokos y gaztelekus aunque sí lo han hecho desde la empresa que gestiona el servicio.

Escribir comentario