01 de octubre de 2020
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
TODAS LAS NOTICIAS
José María Guibert: “Las tecnologías son un medio para la educación, no un fin”
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Protección infantil ante el Covid: Mascarillas
## Lo + visto
DE LA SEMANA

Ertzaintza y Guardia Municipal detuvieron a 46 personas en la Semana Grande donostiarra

Foto: Santiago Farizano
21 Ago.18
Tiempo de lectura: 3 minutos
Archivado en:
En siete de los casos se trataba de delitos de índole sexual. Los hurtos agrupan el mayor número de las 504 denuncias recogidas durante las fiestas

El número de delitos denunciados durante la Semana Grande donostiarra ha experimentado un ligero descenso respecto del año pasado, según el balance de datos realizado por la Guardia Municipal y la Ertzaintza. Frente a los 510 actos delictivos denunciados en 2017, este año se ha saldado con un total de 504 denuncias. Una vez contabilizados los datos de ambos cuerpos de seguridad, el número de detenidos ha sido de 46 frente a los 56 de la Semana Grande anterior, siete de ellos relacionados con delitos de índole sexual. Además otras 17 personas se encuentran en situación de investigados por su presunta implicación en los actos denunciados.

El pasado año se contabilizó una única denuncia por agresión sexual frente a las dos denuncias de este año. Por contra durante esta edición de la Aste Nagusia se han enumerado cinco delitos contra la libertad sexual, por ningún caso en 2017. Por estos hechos, los dispositivos policiales desplegados han permitido la detención de siete personas, 3 por agresión y otras cuatro por abusos.

Los hurtos agrupan el principal número de denuncias recogidas por la Policía autónoma vasca y la Guardia Urbana de San Sebastián, experimentando un incremento respecto a 2017: si el pasado año se contabilizaron 340 robos, este año se han alcanzado los 356.

Por el contrario el número de robos en vivienda, un tipo de delito que genera preocupación e inseguridad entre la ciudadanía, ha descendido de 13 a 2. A su vez los robos con intimidación o violencia también han experimentado un descenso, pues se han denunciado 17, doce menos que en 2017. De igual modo han descendido los hurtos de bicicletas pasando de 20 a 12.

Los robos en interior de vehículo han sido superiores a las fiestas del pasado año, pasando de 9 a 22, al igual que los robos de vehículos: si en 2017 se sustrajeron cuatro vehículos, este año han sido siete.

Las agresiones a particulares también han registrado una sensible mejoría, pues se han registrado la mitad que el año anterior (13 frente a las 26 de la pasada edición), si bien una de estas agresiones se saldó con una persona herida de gravedad que aún sigue ingresada.

Las estafas han descendido ligeramente, dado que se han registrado tres engaños por cinco el pasado año, al igual que las agresiones en el ámbito familiar, que pasan de 12 a 4 este año. Los delitos contra la seguridad vial se han incrementado (8 frente a 4), mientras que las denuncias por tráfico de drogas han pasado de dos a una.

Operativo policial

El concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Donostia, Martín Ibabe, considera que los datos que ofrece el balance de 2018 muestran que es necesario seguir trabajando para mejorar todos los indicadores de seguridad.

Si bien es cierto que el operativo desplegado por Guardia Municipal, Ertzaintza, Protección Civil y Bomberos “ha funcionado de forma muy satisfactoria y coordinada”, la mejora de la seguridad “es un objetivo que nos obliga a seguir trabajando para que en próximas ediciones el resultado sea mejor”.

Ibabe destacó que algunos indicadores relevantes -como el robo de viviendas o las agresiones físicas- han mejorado respecto al año anterior, mientras otros -como las agresiones de índole sexual o los hurtos- han experimentado un incremento, si bien en este último caso el número de detenciones ha sido importante, “lo que pone en evidencia que las fuerzas de seguridad están alerta ante este tipo de situaciones inaceptables sobre las que no se puede bajar la guardia”.

“Los responsables de la seguridad debemos analizar los datos para poder extraer conclusiones de cara al futuro y articular medidas que mejoren la eficacia de la labor policial”, añadió.

Escribir comentario