19 de septiembre de 2020
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
TODAS LAS NOTICIAS
Deustuko Unibertsitateak ongietorria egin die 1. mailako 2.000 ikasle berriei
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Recordando a Ken Robinson
## Lo + visto
DE LA SEMANA

“Este Ayuntamiento de Donostia tiene una particular fijación con el arbolado”

Talas de árboles en Donostia. Foto: Eguzki.
02 Ene.19
Tiempo de lectura: 6 minutos
2018 en medio ambiente y ecologismo, según Eguzki (I): Donostialdea

El final de un año invita a la reflexión en cualquier campo, y también en el ecológico-ambiental. Por eso, dado que las campanadas de extinción de 2018 han sonado hace muy poco, DonostiTik se ha puesto en contacto con la organización ecologista Eguzki, que ha hecho balance de estos últimos 12 meses por boca de uno de sus miembros, Garikoitz Plazaola. Y, como él destaca, “seguimos” es un verbo “que utilizaré a menudo”, tanto directa como indirectamente. A su juicio persisten muchos de los problemas de los últimos años, así como bastantes ‘miradas para otro lado’ por parte de las administraciones competentes.

Vamos a dividir en dos entregas las opiniones de Eguzki acerca del 2018 ambiental: esta primera, referida a la comarca de Donostialdea, obviamente muy marcada por la capital gipuzkoana; y una próxima, relativa a temas más generales del territorio histórico de Gipuzkoa.

En Donostialdea, Plazaola ha querido poner el foco en la contaminación de las playas, las obras del Metro, el arbolado urbano, las corridas de toros, la caza en Ulía y las grandes superficies comerciales proyectadas.

Contaminación de las playas: la suciedad del agua de la bahía de la Concha es otro tema “que viene de lejos, pero que este año ha tenido un relevancia considerable. Con cierta asiduidad, los análisis en verano muestran que el agua no es apta para el baño, principalmente en la zona del tenis de Ondarreta”. Y opina Plazaola que no es una cuestión menor, sino “un problema de salud pública en toda regla. Sin embargo, ni se ponen solución y ni se informa adecuadamente a la ciudadanía, aunque desde Eguzki lo hemos pedido reiteradamente”.

Foto: Santiago Farizano

Esta forma de proceder por parte de las autoridades “choca con el que se le está dando a las piedras que afloran en la misma zona, con mucho dinero gastado en analizar, estudiar e intentar solucionar” el problema. “Esta es la diferencia de gestión entre un problema importante de salud pública y un problema estético o por lo menos, bastante más leve”.

Pasante de Metro: las obras del proyectado metro siguen su curso, y han empezado en un tercer punto, en Amara, lo que según Plazaola “tampoco es una buena noticia. Yo creo que el principal problema de este proyecto”, además del “ninguneo de una parte importante de la ciudadanía”, es que no muestran “la foto final. Esto es, cómo va a quedar configurada Donostialdea en lo que a transporte y movilidad se refiere”. Por ejemplo, “cuantos vehículos privados, autobuses, trenes… van a poder circular en un futuro”, ya que, “si toda esa planificación no conlleva una reducción importante del vehículo privado, habrá servido para bien poco”.

Imagen de una protesta de Satorralaia contra el metro. Foto: Satorralaia

“Es como la cantinela de Odón Elorza con el tráfico en el centro de la ciudad”, continúa el miembro de Eguzki. “Los 20 años que estuvo de alcalde de Donostia, se los paso diciendo que había que eliminar parte del tráfico del centro”. Y que, para eso, “había que construir aparcamientos disuasorios en las entradas a la ciudad y complementarlos con autobuses lanzadera” hacia las zonas céntricas, “que podían ser gratuitos”.

Pero el resultado fue bien diferente: “Llenó el centro de la ciudad de parkings subterráneos”, con lo que “los vehículos no donostiarras” siguen entrando hasta el corazón mismo de la Bella Easo, mientras apenas hay de los anunciados disuasorios. “Justo lo contrario a lo que había que hacer. Y creo que el riesgo de que en este asunto del metro pase algo parecido es grande”.

Corridas de toros: “a día de hoy, que en Donostia siga habiendo corridas o no está en manos del alcalde, Eneko Goia, y su equipo de gobierno”. Es decir, “simplemente con que tomen la decisión de prohibir la matanza de animales en instalaciones municipales sería suficiente”.

Corrida de toros en Illumbe. Foto: www.aplausos.es.

Eguzki considera absolutamente “ilógico, además de un insulto a la inteligencia de l@s donostiarras”, que sigan adelante los toros mientras se están impulsando “los circos sin animales, o que el PNV y PSE eliminaran la utilización de ovejas para gestionar el parque de Ametzagaina”, que autorizó Bildu en la legislatura pasada. Contrasta con que, con respecto a la prohibición o no de la tauromaquia, “se escuden en la realización de una consulta cuya autorización depende de Madrid”, concretamente del Tribunal Supremo.

Arbolado urbano: “Parece que este equipo de gobierno del Ayuntamiento de Donostia tiene una particular fijación con el arbolado de la ciudad”, denuncia Plazaola. “Son ya innumerables las calles y barrios en los que se han talado árboles sin explicación, o con explicaciones poco convincentes. Los árboles son seres vivos, por lo que hay que cuidarlos y tratarlos como tales”. Por si fuera poco, “cumplen funciones muy importantes en el entorno urbano, como ser captores de contaminación”, o embellecer la ciudad y “romper la carga paisajística de un entorno urbano que, de no ser por los árboles y jardines, generaría una presión agobiante sobre la ciudadanía”.

Caza en Ulía: destaca Plazaola que esta cuestión ha tenido “cierta repercusión mediática”, y que en ciertos momentos generó “bastante tensión” en Pasaia. Este 2018 “se ha acabado prohibiendo” la caza en Ulía, lo que obviamente ve como “positivo”. Más allá de los cazadores, pocos colectivos sociales parecían aplaudir que se autorizase el uso de armas en ese monte, así que “en cuanto se volvió a permitir, protestaron y protestamos”.

Foto: Eguzki

Lo que le choca a Eguzki ha sido el supuesto cambio de parecer de algunos partidos políticos, “sobre todo el PNV, pero también el PSE”, que “antes no parecían dispuestos” a dicha limitación, y ahora sí: “Bienvenidos sean”. Pero “ahora ha sido el PNV el que ha acabado prohibiendo”, más exactamente la Diputación, donde gobierna. Pero para llegar a eso “hemos estado cuatro o cinco años a la gresca”, algo que “nos podríamos haber evitado todos”.

Grandes superficies comerciales: con mayor o menor avance, tres nuevas grandes superficies están proyectadas ahora mismo en la comarca, o muy cerca. Dos de ellas se situarían muy próximas, casi una frente a la otra: por un lado, el macropolígono de Belartza II, entre la N-I y la AP-8, que “acabaría con una de las zonas verdes más interesantes de los límites municipales de Donostia”; y por el otro, el Leroy Merlin de Errekalde, en la orilla opuesta de la N-I (izquierda en sentido salida de la ciudad). Además, se habla de una zona de outlet en Zaldunborda (Hondarribia), en las faldas del Jaizkibel, donde antes también hubo un vertedero. Tendría unas 10 hectáreas: “Para nuestro tamaño, el de Gipuzkoa, es mucho”.

Punto de Errekalde donde se querría construir el Leroy Merlin. Imagen: Eguzki.

Desde Eguzki “nos oponemos” a las tres superficies, porque “no hay una necesidad explícita” de ellas. El ejemplo es que ya está el polígono de Eskuzaitzeta, “la zona de Zubieta donde quieren construir la cárcel”, un punto donde “hay espacio para otro tipo de empresas y aún sin desarrollar”.

Por tanto, “no tendría sentido plantearse nuevos desarrollos”. Estos, opina el grupo ecologista, no solo atentarían contra algunos de los últimos bosques que quedan en territorio municipal, sino que además supondrían mayor tráfico de vehículos privados y una vuelta de tuerca más de competencia con el pequeño comercio, perdiéndose “el poco equilibrio que puede haber en la actualidad” en ese aspecto.

Los ecologistas acusan al Gobierno Vasco (“la administración que en primer lugar tiene que dar los permisos”) de contradictorio: por un lado, desde esa instancia “se ha argumentado que había suficientes espacios comerciales en Gipuzkoa”, pero “cada vez que alguien levanta la mano para decir que quiere montar uno, lo facilitan”.

Al hilo, Plazaola rememora el casi extinto ‘cinturón verde’ de la capital territorial. “Se ha hecho famoso el anillo verde de Vitoria, pero hace 20 años Donostia tenía otro. No a ras de calle”, como el vitoriano, sino en las laderas entre Igeldo, Belartza II, Oriamendi, Lau Haizeta y Ulía. “Hoy día ya no existe, porque se está utilizando para construir lo que sea: casas, polígono, etcétera”. En un territorio donde lo que falta es espacio, “no se ha tratado de buscar más que la mera expansión”.

Escribir comentario