24 de noviembre de 2020
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
TODAS LAS NOTICIAS
Estudiantes de Deusto practican lo aprendido en un Juzgado de Primera Instancia
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Equitación y doma clásica

Hallada una necrópolis medieval en la iglesia de San Juan de Arrasate

Foto: Aranzadi
05 Oct.17
Por: A. E. / Redacción
Tiempo de lectura: 2 minutos
Archivado en:

Ha sido hallada una necrópolis medieval en la iglesia San Juan Bautista de Arrasate, en pleno casco histórico, según ha informado la Sociedad de Ciencias Aranzadi. Los trabajos arqueológicos se han desarrollado durante la última semana de septiembre.
Estos trabajos han permitido obtener una serie de resultados de gran interés sobre el pasado de la villa a pesar del reducido espacio del yacimiento (13 m2). Así se ha documentado la presencia de una edificación relacionada con el trabajo del hierro, derruida en el siglo XVI cuando construyeron la actual torre de la iglesia.
Los restos más interesantes están relacionados con el primer lugar de enterramiento medieval de la población, que estaría ubicado en la parte de la excavación más cercana a la iglesia. La cronología estimada de la necrópolis se establece en torno a los siglos XIII y XV.
Se han encontrado una serie de fosas de forma ovalada excavadas directamente en la arcilla natural del terreno, organizadas en calles paralelas entre sí. Cada fosa acoge a varios individuos superpuestos (entre 3 o 4), todos ellos sin ajuar, enterrados con orientación este-oeste. Este enterramiento se origina en el contexto de un templo más pequeño que la iglesia actual, desaparecido durante el incendio de 1448.
El proyecto prevé llevar a cabo un estudio osteológico de los restos humanos para determinar su dieta y obtener el ADN de los individuos.
En ese mismo entorno se ha documentado la presencia de cerámicas relacionadas con un estadio de ocupación mucho anterior. En concreto, se refieren a un asentamiento de la Edad del Bronce que puede datarse en torno a 3.500 – 3.900 años antes del presente. Este hecho evidencia una temprana ocupación de la colina donde se situará a partir de 1260 la villa de Arrasate, dando de esta manera continuidad a un proceso iniciado varios miles de años atrás. Esto es un fenómeno común en otras poblaciones medievales (Zarautz, Tolosa, Irura, etc.) que se asientan sobre restos de época romana o prehistórica, como es el caso de Arrasate.

Escribir comentario