25 de noviembre de 2020
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
TODAS LAS NOTICIAS
Estudiantes de Deusto practican lo aprendido en un Juzgado de Primera Instancia
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Equitación y doma clásica
Entrevista con Kino Martínez, secretario general de Hostelería de Gipuzkoa

Hostelería de Gipuzkoa prevé que 400 locales cierren y se destruyan 4.000 empleos por el coronavirus

Foto: Santiago Farizano
22 Abr.20
Por: N. S. A. / Redacción
Tiempo de lectura: 4 minutos
Archivado en:
La crisis sanitaria y económica ahoga a un sector sin actividad que no sabe cuándo podrá reabrir. Calculan que en el Territorio facturarán unos 600 millones menos y piden ayuda a las instituciones

DonostiTik habla con Kino Martínez, secretario general de Hostelería de Gipuzkoa, para conocer de primera mano la situación de este sector golpeado por la crisis ocasionada por el Covid-19. Precisamente ayer el alcalde de Donostia, Eneko Goia, comunicó la aprobación de una ayuda de 2.6 millones de euros para la hostelería y el pequeño comercio, una ayuda «insuficiente para el volumen y el peso de la ciudad», según Martínez, que con todo agradece esta aportación.

Las previsiones que maneja son nefastas: Según Hostelería de Gipuzkoa 4.000 personas de aquí a primavera de 2021 dejarán de trabajar en este sector y se prevé el cierre de 400 establecimientos. Y calculan que dejarán de facturar entre 600 y 700 millones de euros.

Hace dos semanas los hosteleros de Gipuzkoa, animados por ustedes, solicitaron a los arrendadores un acuerdo a la hora del pago de los alquileres de los locales. ¿La iniciativa ha tenido éxito?

No podemos hablar de casos en particular, sí que sabemos en algunos casos se ha conseguido una reducción importante de la cuota pero en otros casos, evidentemente, los propietarios han dicho que no. Como mucho posponen el pago. En este sentido la respuesta de los arrendadores ha sido peor de la que nosotros pensábamos. Está claro que no han entendido la situación. 

¿Qué perspectivas de futuro tiene ahora la hostelería de Gipuzkoa?, ¿cómo ve la situación?

Nosotros hemos pasado un informe a las autoridades, un estudio que desde Hostelería de España se ha hecho con dos consultoras de mucho prestigio, Pein y Ernst & Young, donde se plantea una caída de la actividad en este ejercicio 2020 que oscilará entre un 35% y un 50%. 

Aplicado al conjunto de Gipuzkoa hablamos de dejar de facturar entre 600 y 700 millones de euros. En cuanto a la pérdida de empleo se habla de un 20% en este ejercicio, con lo cual estaríamos hablando en torno a 4.000 personas que de aquí a la primavera del año que viene dejarían de trabajar en el sector. 

A día de hoy en Gipuzkoa trabajan aproximadamente 23.500 trabajadores en 4.500 establecimientos, entre alojamiento y restauración. 

Como asociación, ¿se plantean solicitar ayudas más concretas a las autoridades?

Nosotros ya hemos hecho las solicitudes al Gobierno del Estado, al Gobierno Vasco, a la Diputación Foral y a los ayuntamientos de Gipuzkoa. Los hicimos hace ya 2 semanas, hemos modificado algunas cosas en función de la ampliación del confinamiento y las medidas son claras y creemos que se conseguirán en algunos casos. 

Hablamos de financiación a tipos de interés en torno al 0,05%, hablamos de ayudas a fondo perdido por el mantenimiento de la actividad para pagar el gasto corriente, suspensión de tasas, impuestos municipales como mínimo entre un tercio y la mitad de la tasa anual. Creemos que la incidencia del coronavirus va a afectar al 40% o 50% de la facturación, pedimos que tasas y terrazas no se cobren como venía haciéndose. 

Una serie de medidas que se ha hecho llegar ya a todas las autoridades tanto locales, forales, autonómicas y de estado. 

La crisis en la que está sumida el país, ¿puede perjudicar al pequeño comercio y beneficiar a las grandes empresas que compran locales?

No. No vemos que haya ninguna relación entre la salida de la crisis y el tamaño de las empresas. Afectará menos a quién sea más eficaz y tenga un posicionamiento más sólido de cara a sus clientes con independencia del tamaño de la empresa. 

Estoy convencido de que locales como el bar ‘Ricardo’, en Gros, que son sitios muy pequeñitos, mantendrán su posicionamiento perfectamente porque tiene una clientela fiel, tienen un saber… y sin embargo locales grandes lo pasarán muy mal. 

Ayer mismo, el alcalde de Donostia, Eneko Goia, comunicó la aprobación de 2.6 millones de ayudas que irá destinado a la hostelería y al pequeño comercio. ¿Le parece suficiente?

Ante todo agradecemos al Ayuntamiento las ayudas emitidas pero creemos que se podía haber hecho más. No nos parecen suficientes para el volumen y el peso que tiene la ciudad. 

El Ayuntamiento de Hondarribia, que es diez veces inferior al de Donosti, va a destinar la misma cantidad para el sector. Creo que para el tamaño de este sector en la ciudad las medidas son insuficientes.

El resto de las instituciones no han hablado aún de ayudas. Gobierno Vasco o Diputación Foral no lo han hecho. Se habla de aplazamientos de deuda. El Gobierno del Estado sí que ha admitido los ERTES de tal forma que los salarios de los trabajadores y la Seguridad Social están cubiertos por la Tesorería General de la Seguridad Social, pero a nivel de Gobierno Vasco y Diputación todavía hay que esperar. 

Como consecuencia de esta crisis, ¿se prevé el cierre de locales?

Creemos que de aquí a la primavera del año que viene y en función de los estudios que barajamos el 10% de los locales se quedará en el camino con seguridad. Esto supone en Gipuzkoa el cierre de unos 400 establecimientos. 

Hasta mediados o finales de junio no prevemos que se empiecen a abrir los locales y será de forma muy escalonada. Es importante que el Ayuntamiento amplíe el tema de las terrazas. Que amplíe metros y permita que aumenten si vamos a tener que estar menos gente por mesa como consecuencia de no poder estar dentro de los locales. 

En estos momentos, ¿cuáles son las exigencias que tiene el sector de la hostelería?

Pensamos que somos un elemento fundamental de la vida, de la actividad económica de nuestros pueblos, calles y ciudades. Somos el sector que más va a sufrir el cierre y de hecho el 97% de los establecimientos está sin actividad. Solamente están abiertos algunos alojamientos de emergencia y muy poquitos restaurantes que dan comida a domicilio. Pero la práctica totalidad del sector ha cerrado. 

Lo que pedimos son ayudas directas, financiación, campañas de promoción del consumo local cuando esto pase y la flexibilización de medidas y de normas, de tal forma que los establecimientos afectados por la crisis que quieran modificar su modelo de negocio puedan hacerlo con facilidad. Que la normativa de edificación, licencias de actividad, normativa de terrazas… se flexibilicen de tal forma que si queremos producir cambios en nuestros modelos de negocio no haya que esperar ocho, nueve o diez meses para conseguir licencias. 

Como se puede observar en otras Comunidades Autónomas, ¿la hostelería de Gipuzkoa se está reinventando para una futura apertura?

La esencia de la hostelería es encontrarse en los locales y hay poco margen para el cambio. Se pueden separar los espacios con pantallas, pero son cambios mínimos para adaptarse a la situación.Nosotros no vendemos cerveza, eso se vende en los supermercados. Nosotros vendemos momentos de relación entre personas y eso es lo que se ha dejado de hacer durante la pandemia.

Una línea de trabajo que sí abre posibilidades es el ‘Delivery’ y tenemos que mejorarlo. Locales que hasta ahora no se planteaban hacer comida a domicilio se lo tendrán que plantear. Y tenemos que estudiar la forma de presentar nuestros platos en una casa que está a un kilómetro de nuestro restaurante. Pero es el único cambio que se puede producir. 

 

Escribir comentario