27 de febrero de 2021
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
TODAS LAS NOTICIAS
Diputación de Gipuzkoa y Deusto refuerzan sus líneas de colaboración
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Los niños de azul y las niñas de rosa
Comercio en Donostia

“Íbamos a estar cuatro meses en la Bretxa y ya vamos a cumplir dos años”

22 Ene.21
Por: Jon Pagola Galardi
Tiempo de lectura: 3 minutos
Archivado en:
Las baserritarras venden sus productos en una ubicación provisional desde marzo de 2019. Al mismo tiempo, echan de menos su antiguo emplazamiento en la calle San Juan

Rosa María Ormazabal lleva media vida vendiendo sus productos en el mercado de la Bretxa. Empezó trabajando junto a su suegra hace 29 años y los últimos dos los ha pasado en uno de los puestos de la carpa situada enfrente del edificio Pescadería. Lo que empezó siendo una solución provisional -“al principio nos dijeron que sería para cuatro meses”- se ha enquistado en el tiempo y aquí nadie se aventura a pronosticar cuándo se trasladarán a un emplazamiento definitivo. “Iba a ser una salida temporal”, dice otra compañera. Mientras avanzan las obras del nuevo Mercado de la Bretxa, que han sufrido continuos retrasos, la mayoría sigue echando de menos los tiempos de la calle San Juan.

“El cambio ha sido a peor”, se lamenta la vendedora de quesos Esperanza Pozuelo, que destaca la “visibilidad” con la que gozaban en su lugar anterior. “Desde los autobuses que llegaban al Boulevard ya se nos veía”. ¿Volverías allí? “Si pudiera elegir sí”, contesta rápidamente. “Aquella es una zona de tránsito y estábamos mucho mejor”, añade Juan Mari Iztueta Sorozabal, del gallinero Lepasoro de Zizurkil. “Es verdad que ahora tenemos un poco más de espacio y que nos han puesto una tarima”, concede, aunque a continuación reconoce que sus ventas se han visto afectadas tras la mudanza.

La ampliación del McDonalds -con accesos por el Boulevard y la calle San Juan- y la reconstrucción del edificio Arkoak de la Bretxa motivaron el traslado de más de una docena de caseras de la Bretxa en marzo de 2019. En noviembre de ese año un temporal se llevó por delante las carpas que cobijan a estas vendedoras de producto local. Les instalaron una nueva protección de una sola pieza que estos días de viento racheado aguanta con entereza. En su interior se mueve con destreza Joxe Mari Setien.

La vida de este hombre de Segura gira en torno a las plantas, macetas y flores. Prepara un bodegón para la foto. Y entre los baserritarras entrevistados por DONOSTITIK es el único que no pone un pero. La mayoría de sus clientes son habituales, dice, y ya no se siente encajonado: tiene más espacio en la parte trasera de su puesto que el que disponía en la calle San Juan. Se esfuerza ante el periodista para que su mensaje quede claro. “Yo estoy muy contento”, remata.

A su lado lucen como estrellas las flores Lizardi de Astigarraga. Si se accede por la calle San Juan este sería el último puesto de toda la carpa. Es decir, hay que atravesar la plaza para llegar hasta aquí. No son de la misma opinión que su vecino Joxe Mari. Más aún teniendo en cuenta que estaban en la esquina más cercana al Boulevard. “Al ser un sitio de paso aquella localización era muy buena. Tenemos muchos clientes fijos, pero también otros que vienen, ven lo que hay y se llevan una flor”, explican. Una señora interrumpe la charla y le dice a la vendedora que quiere una “flor blanca que no sea una margarita”. Acaba comprando astromelias.

Escribir comentario