21 de septiembre de 2020
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
TODAS LAS NOTICIAS
Deustuko Unibertsitateak ongietorria egin die 1. mailako 2.000 ikasle berriei
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Recordando a Ken Robinson
## Lo + visto
DE LA SEMANA
Crisis sanitaria

Instalan en la comisaría de Morlans la primera cámara térmica para detectar casos de coronavirus

Foto: Ayto.
07 Abr.20
Tiempo de lectura: 2 minutos
Archivado en:
"Se trata de unos dispositivos que miden la temperatura corporal de modo que sea más sencillo detectar contagios en lugares con concentraciones de personas", ha explicado Eneko Goia

El alcalde Eneko Goia ha explicado durante la comparecencia virtual semanal que, el Consistorio ha comenzado a instalar y probar las cámaras térmicas en la comisaría de Morlans de la Guardia Municipal, y que en los próximos días estos nuevos equipos estarán a pleno rendimiento. “Se trata de unos dispositivos que miden la temperatura temporal, de modo que sea más sencillo detectar posibles nuevos casos de coronavirus en lugares con concentraciones de personas como son la comisaría de Morlans, el parque de Bomberos de Garbera o los recursos habilitados para las personas sin hogar”.

El objetivo que el Ayuntamiento persigue con la instalación de estas cámaras es controlar seis espacios que se consideran sensibles durante estos días de confinamiento para a través del control de la temperatura corporal de cada una de las personas que acuda a los mismos identificar posibles nuevos contagios que puedan derivar en nuevos focos de infección.

Los aparatos, del fabricante chino Hikvision, disponen de una cámara térmica combinada con una cámara de seguridad con visión diurna y nocturna, de modo que puedan ser utilizados a cualquier hora del día, tanto por las y los agentes de la Guardia Municipal, Bomberos, las personas que acuden a ambas sedes, así como el personal del departamento de Acción Social que se encuentra prestando su servicio en los centros de acogida habilitados y las personas usuarias de los mismos.

El coste de cada uno de los equipos es de 3.200 euros, una inversión, según el alcalde de la ciudad, “necesaria para garantizar una mayor seguridad en estos servicios críticos”.

Los equipos quedarán instalados de forma permanente en las sedes de Guardia Municipal y Bomberos, mientras que se retirarán de los recursos habilitados para las personas sin hogar una vez finalice la situación de alarma, para poder destinarlos a otros servicios.

Escribir comentario