27 de octubre de 2020
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
TODAS LAS NOTICIAS
‘Yuwa India Trust’ y ‘Kemen’ reciben el Premio Deusto Valores en el Deporte 2020
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Octubre rojo dislexia
## Lo + visto
DE LA SEMANA
Inauguración

José María Guibert: “Las tecnologías son un medio para la educación, no un fin”

23 Sep.20
Por: A. E. / Redacción
Tiempo de lectura: 4 minutos
Archivado en:
La Universidad de Deusto inaugura el curso 2020-2021 con un incremento en el número de matrículas de nuevo ingreso tal y como ha explicado el rector

La Universidad de Deusto ha inaugurado hoy el curso 2020-2021. Y lo ha hecho, según ha anunciado el rector José María Guibert, con un incremento en el número de matrículas de nuevo ingreso de grado de un 8%. “Son las mejores cifras en quince años y por eso, hoy es un día para agradecer la confianza creciente que buena parte de la sociedad pone en la Universidad de Deusto”.

El acto de apertura de curso ha comenzado en el Paraninfo con la lectura de la memoria académica del curso 2019-20 a cargo de la secretaria general Eider Landaberea (Memoria académica del curso 2019-20), para seguir con la lección inaugural “2030. Personas que transforman el mundo, sus ciudades, territorios y comunidades“, que ha ofrecido el catedrático de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas, Roberto San Salvador del Valle, experto en los últimos años en el área de estudios urbanos.

El rector José María Guibert ha iniciado sus palabras agradeciendo al Gobierno Vasco el apoyo al Sistema Universitario del País Vasco y a nuestra Universidad. Al mismo tiempo ha mostrado su disposición a seguir colaborando con los Departamentos y Servicios, en aquellos proyectos e iniciativas en las que Deusto puede seguir contribuyendo, además de los directamente implicados en Educación y Salud, como son los que tienen que ver con Economía, Empleo, Políticas Sociales, Justicia, Cultura, Acción Exterior o Derechos Humanos, entre otros.

A continuación ha compartido algunas reflexiones sobre el quehacer universitario durante la pandemia. A su juicio esta crisis está acelerando procesos, cambios que ya se estaban produciendo, y, en el caso de Deusto, la marcha forzada y repentina a la docencia en remoto en el pasado semestre ha puesto sobre la mesa el papel o el rol que tienen las tecnologías, en concreto las digitales, en los procesos de enseñanza y aprendizaje.

De hecho esta crisis está provocando una reflexión sobre los procesos de aprendizaje mismos que, en su opinión, es muy positiva porque nos hará enseñar y aprender mejor. Como ocurre en general con las innovaciones, hay admiradores y detractores. Y por ello el rector cree que hemos de reflexionar, experimentar y medir las bondades de lo digital en la educación. Al respecto ha recordado hitos de la historia como el nacimiento de la radio o la TV, los ordenadores o Internet, los moocs o tutores de Inteligencia artificial… que anunciaban todos grandes revoluciones. Lo último que estamos oyendo es que “todo va a ser digital o no será” o que “si casi el cien por cien de los estudiantes ha estado en primavera en remoto, pues el futuro es ése”.

Sin embargo, para José María Guibert las grandes mejoras son producto de años de cambios incrementales, no de una gran novedad. Las reformas educativas radicales llevan a errores. Hay que usar la tecnología, pero investigar sobre ella y criticarla. En su opinión, “la solución es investigar en innovación educativa” y cree que la pandemia no va a ser un cambio disruptivo ya que volveremos a los campus, pero sí espera que la enseñanza sea algo mejor tras haber quitado el miedo a la tecnología. “El mundo académico se adaptará a la tecnología, pero sin cambios radicales”.

La crisis no nos ha de distraer y hacer olvidar la prioridad del estudiante como protagonista y como motor de cambio, la escucha activa a los estudiantes, la figura del tutor en todos estos procesos. Los estudiantes son los verdaderos protagonistas y los profesores caminamos a su lado. El foco sigue estando en el aprendizaje de los estudiantes, no en la docencia del profesorado”. Y yendo más allá, el rector defiende la financiación justa de todos estos procesos, el uso eficaz y equitativo de los recursos públicos o privados, el poder emancipador o empoderador de la educación, su impacto en disminuir o acrecentar las diferencias sociales… son también cuestiones en las que la educación tiene también incidencia relevante.

Y estos asuntos, ha dicho José María Guibert, no los resuelve la tecnología por sí misma. Lo cual no quiere decir que no sea importante y relevante y requiera importantes inversiones. Es más, en Deusto se ha creado en la universidad una dirección de transformación tecnológica para que ayude a responder mejor, con la tecnología, a nuestros retos como organización que aprende, que educa e investiga.

El Campus Virtual ofrecerá catorce asignaturas nuevas que darán respuesta a los retos que la pandemia nos ha traído: la gestión y dirección de empresas, el análisis y la comunicación de datos, la dirección estratégica, la mirada ética al nuevo mundo que nos viene, la perspectiva de género en el liderazgo, el nuevo marco de relaciones internacionales, etc. Asignaturas transversales, que serán complementadas con actividades culturales y sociales que permita la interacción natural entre personas como si estuvieran en Bilbao o San Sebastián.

Más novedades: este curso, con la aprobación del grado de Medicina, ha dado comienzo una nueva era en la Universidad, al menos de modo simbólico, ya que estos estudios salen a la luz tras más de veinte años de trabajo en el tema de salud. Algunos ejemplos: Psicología es del ámbito sanitario; el grado en deporte tiene especialidad en salud; en empresariales, Deusto Business Health ha analizado y analiza la eficiencia de los sistemas de salud y hospitales; el grupo eVida, de la Facultad de Ingeniería, ha hecho investigación en varios países sobre Tecnología y Salud; hace quince años ya se tenía un curso de doctorado sobre bioingeniería; la Cátedra de Derecho y Genoma Humano investigó mucho, con personas de toda Europa, sobre problemas éticos y jurídicos unidos al genoma. En la lista de másteres aparece la Gerontología, la Neuropsicología clínica, la gestión sanitaria, la promoción de la salud, el envejecimiento o las enfermedades poco frecuentes. Pronto habrá más relacionados con la salud.

Pero ahora, la Universidad ha dado un salto más con los grados de Fisioterapia y, en especial, Medicina. La motivación por parte de Deusto por la opción por Medicina y Ciencias de la Salud es muy sencilla y a la vez trascendente: la importancia del área “bio” y del área “salud”. Dos áreas diferenciables y relacionadas en la que “bio” hace referencia a lo científico y “salud” a lo social. “Para Deusto, profundizar en el área social “salud” y en el área científica “bio” significa mejorar en la calidad y servicio que hacemos a la sociedad como universidad. Y este es nuestro fin”, ha manifestado el rector Guibert.

En este sentido, la universidad trabaja con otras entidades como son CIC BioGUNE y CIC BiomaGUNE, o los hospitales con quienes tiene convenio, entre ellos el hospital universitario IMQ, o los de las redes Quirón o de San Juan de Dios, por mencionar sólo a unos pocos.

Escribir comentario