07 de marzo de 2021
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
LogoDeusto
TODAS LAS NOTICIAS
Deusto acoge una jornada sobre la visualización de los datos del Covid-19
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Los niños de azul y las niñas de rosa

Los sindicatos achacan a “la política de recortes” el problema de espacio en el centro escolar Amara Berri de Urbieta

Foto: Santiago Farizano
20 Jun.18
Por: A. E. / Redacción
Tiempo de lectura: 2 minutos
Archivado en:
"No es cuestión de que surjan confrontaciones entre las familias y el centro escolar con nosotros. Desde ELA entendemos que la reivindicación de espacio es legítima", expresaban esta mañana

El sindicato ELA considera que “es fruto de la política de recortes” la situación de “falta de espacio” generada en el colegio Amara Berri de la calle Urbieta, donde conviven el centro escolar, la haurreskola y también unas oficinas de los sindicatos ELA, LAB, CC. OO. y UGT. Desde ayer y hasta mañana el centro escolar apoyado por las familias se está manifestando al mediodía para mostrar su malestar por este hecho que en teoría iba a ser temporal pero no se corrige. 

“No es cuestión de que surjan confrontaciones entre las familias y el centro escolar con los sindicatos. Desde ELA entendemos que la reivindicación de espacio es legítima”, expresaban esta mañana. “Lo que ocurre es que la última vez que nos ofrecieron locales, estos no cumplían unos mínimos. Estaban llenos de humedades”. Se refería el representante de ELA a la zona baja de la actual Escuela Oficial de Idiomas, en Amara. 

Por otro lado consideran los representantes sindicales que deben estar cerca del centro para desarrollar su actividad, que continuamente les lleva a visitar centros laborales e instituciones. De ahí que hayan rechazado otras opciones como la de Intxaurrondo.

Desde los sindicato han negado, por otro lado, que las oficinas situadas en la calle Urdaneta (esquina con Urbieta) estén infrautilizadas. “Los empleados que desempeñan allí su labor entran y salen todo el tiempo, pero esas oficinas están utilizadas”.

No han querido referirse desde ELA a la posibilidad de trasladars a la calle Andia, al edificio del Gobierno vasco, “ya que todo son conjeturas pero no llega nada en firme. Desde luego corresponde al Gobierno vasco dotarnos de infraestructuras”.

Alternativas
El órgano de máxima representación de Amara Berri en el centro de la calle Urbieta, trabajadores y familias se manifiestan desde ayer a las 14.30 horas para que los sindicatos con que comparten edificio (entre las calles Urbieta y Urdaneta) liberen las oficinas y los centros educativos sumen espacio de juego para los niños.

Una circular recordaba estos días que desde 2011 en que el Ayuntamiento y el Departamento de Educación del Gobierno vasco firmaron el acuerdo de colaboración, la haurreskola (0-2 años) y la escuela Amara Berri (2-6 años) comparten a tres bandas el edificio de la calle Urbieta con los sindicatos. “En el proyecto inicial estaba previsto que la haurreskola utilizara el espacio que ocupan los sindicatos (esquina Urbieta-Urdaneta), pero estos no dejaron los locales, por lo que se tuvo que modificar el proyecto de la haurreskola. La haurreskola tuvo que construir dos aulas en el patio y ello trajo consigo la reducción del espacio de juegos en el patio”.

Cuestionado al respecto el concejal de Cultura y Educación Jon Insausti recordó ayer que el Ayuntamiento ofreció en su día a los sindicatos una alternativa en Amara Viejo, “pero rechazaron la ubicación porque no les parecía adecuada”. Y el Gobierno vasco hizo lo propio sugiriéndoles su marcha al barrio de Intxaurrondo o a Amara, que también rechazaron. “En el Ayuntamiento nos parece más lógico que esos locales sean del servicio educativo, pero los sindicatos tienen la pelota en el tejado aunque respaldamos la posición de las familias. A la fuerza no podemos sacar a nadie, pero si luego dicen que apoyan la educación pública…”, expresó Insausti.

Escribir comentario