12 de julio de 2020
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
TODAS LAS NOTICIAS
La Universidad de Deusto seleccionada entre los nuevos ‘supercampus’ europeos
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Educando en igualdad con Juliette y Nerea Kortabitarte
## Lo + visto
DE LA SEMANA

“Nadie es lo que parece” en la película que cerrará el Festival de Cine

Drew Goddard. Fotos: Santiago Farizano
29 Sep.18
Tiempo de lectura: < 1 minuto
Archivado en:
'Bad times at the El Royale' se proyectará tras la gala de esta noche. El actor principal, Chris Hemsworth, llegará esta tarde, y el director Drew Goddard ya está en Donostia

“Chris Hemsworth es fantástico, quiero seguir trabajando con él. Y desde el principio pensé en Jeff Bridges para el papel”, ha explicado Drew Goddard, director de la película de clausura del Zinemaldi, ‘Bad times at the El Royale’, que ha encantado en el pase matutino. La rueda de prensa la ha dado él solo porque hasta esta tarde no estará Chris Hemsworth en Donostia. 

“Las canciones son el octavo personaje, estaban todas previstas, la música ayuda a superar los malos momentos”, ha comentado Goddard, que empezó como guionista en series de televisión como Buffy Cazavampiros y  Perdidos y que tiene mucho que contar.

“Me crié en un pueblo de Nuevo México, me gustaba la fotografía y el cine, pero no sabía que me podía dedicar a ello. Fui a Hollywood y empecé durmiendo en el sofá y haciendo series. Me gusta hacer cosas distintas. Estoy agradecido”.

‘Bad Times at the El Royale’ es su segunda película como director. El film narra cómo siete desconocidos, cada uno con un secreto que ocultar, se reúnen en el lago Tahoe, en El Royale, un deteriorado hotel con un oscuro pasado (“son muchos los hoteles con leyenda en Estados Unidos”, puntualizó Goddard, “éste es sólo uno más, pero cuando conoces las historias que tienes no es fácil estar tranquilo”). 

“Una película donde nadie es lo que parece” y donde “la violencia está a flor de piel, ya que la película se sitúa claramente contra la misma”.

Para Goddard, que considera un honor cerrar el Zinemaldi, el rodaje fue maravilloso aunque también fue duro. “Intento lograr un ambiente agradable porque no hay que sufrir para lograr hacer arte. Pero hubo escenas duras, como las del fuego, que era real. Y hacía mucho calor”.

 

 

Escribir comentario