28 de octubre de 2020
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
TODAS LAS NOTICIAS
WeeINN
Estudiantes del grado en Turismo participan en Donostia WeekINN
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Equitación y doma clásica
## Lo + visto
DE LA SEMANA

“No están claros los beneficios de la fumigación con óxido cuproso”, advierte Mutriku Natur Taldea

Foto: Mutriku Natur Taldea
30 Oct.18
Por: A. E. / Redacción
Tiempo de lectura: 2 minutos
La medida adoptada por el Gobierno vasco y las diputaciones para luchar contra la banda marrón y roja de los pinos empieza a encontrarse con voces contrarias

A raíz de la intención de Gobierno vasco y diputaciones de fumigar óxido cuproso contra la enfermedad forestal de la banda marrón, el Ayuntamiento de Mutriku aprobó, la semana pasada, una petición contraria. Al respecto el portavoz de Mutriku Natur Taldea, Rafa Pérez Beristain, explicó a DonostiTik.com que no existe ningún informe que aclare cuáles son los efectos del óxido cuproso. “No están claros los beneficios de la fumigación”. Y fue más lejos al afirmar que dicho componente podría acabar en los acuíferos de los montes cercanos y afectar a los habitantes de Mutriku, Deba, Itziar, Elgoibar y Mendaro que consumen agua de los mismos. 

“Debido a las frecuentes lluvias, Pérez Beristain explicó que el cobre del óxido cuproso que quieren utilizar para tratar las enfermedades que afectan a las hojas de los pinos también tiene efectos nocivos en los demás seres vivos tales como líquenes, algas, otros hongos o anfibios que crían en las charcas. Es más, afirma que dicho componente podría acabar en los acuíferos de los montes cercanos. “Y los habitantes de Mutriku, Deba, Itziar, Elgoibar y Mendaro consumen el agua de éstos acuíferos, por lo que podrían beber el cobre del óxido cuproso”.

Pérez Beristain da tres posibles razones para el intenso resurgimiento de la banda marrón durante los últimos meses: el debilitamiento de las plantaciones de pinos al reiterar su plantación en los mismos suelos y por la perdida de calidad del suelo debibo a la perdida de estructura y de la capa mas rica del mismo por erosión derivada de malas practicas forestales, la posible mutación del hongo, y el haber llevado a cabo una selección genética ya de por sí en una población con una reducida variabilidad genética, sin tener en cuenta la sensibilidad a este tipo de hongos. Además del tiempo de la pasada primavera y verano que ha podido afectar positivamente a estos hongos o en su caso negativamente a hongos antagónicos que naturalmente pueden haber estado controlando su proliferación.

Por último el fallo o falta de previsión de los departamentos de las instituciones públicas.

Insistió también en que la inmensa mayoría de la plantación forestal del País Vasco está formada por pinos que junto al eucalipto suponen un “material barato” para papeleras y empresas de embalage o pelet. El portavoz de la asociación añadió que, favoreciendo a la industria papelera, las instituciones “no están velando por los intereses generales ni de los pequeños propietarios”. Según él los organismos públicos con un proceso abierto a la participación de diferentes sectores deberían realizar una detallada planificación sobre las zonas a delimitar para la industria papelera, para la “madera buena” y para la conservación de la biodiversidad.

Más información: Enfermedad de los pinos: El Gobierno vasco pide luz verde al Ministerio para rociar óxido cuproso

Escribir comentario