23 de septiembre de 2020
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
TODAS LAS NOTICIAS
José María Guibert: “Las tecnologías son un medio para la educación, no un fin”
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Recordando a Ken Robinson
## Lo + visto
DE LA SEMANA

Retratos de fotógrafas holandesas contemporáneas en Artegunea de Kutxa

Las tres fotógrafas protagonistas de la exposición en Artegunea. Fotos: Santiago Farizano
07 Mar.19
Tiempo de lectura: 4 minutos
Archivado en:
Hellen van Meene, Carla van de Puttelaar y Sanne De Wilde llevan a su arte la herencia barroca

La exposición ‘A Whiter Shade of Pale. Retratos en la fotografía holandesa contemporánea’ reúne la obra de tres fotógrafas contemporáneas actuales, cuyo trabajo conecta a través de la tradición artística del Barroco holandés: Hellen van Meene, Carla van de Puttelaar y Sanne De Wilde. Tres formas de entender el retrato y, al mismo tiempo, la revisión de la práctica fotográfica en los años de la posmodernidad. La muestra permanecerá abierta al público en Kutxa Kultur Artegunea (Tabakalera) desde mañana y hasta el 2 de junio, de martes a domingo y con la entrada libre. El comisario es Ramón Esparza.

Esa herencia barroca holandesa queda patente en la llamada «luz del Norte» trasladada de los cuadros de la época clásica al ámbito de la fotografía. En la obra de Carla van de Puttelaar encontramos los tonos pálidos y las luces frías de los cuadros flamencos, y, en las poses, las formas sinuosas de la pintura barroca. Pero además de los elementos estilísticos nos lleva al concepto de belleza en el Barroco, en el que subyace la idea de la vanitas, «la asunción de que se trata de algo temporal y pasajero a lo que sucederá el declive y la muerte de la carne», presente en el cuerpo femenino y en las flores. Pero mientras las flores se presentan en su perfección natural, van de Puttelaar explora la imperfección de sus modelos: pequeñas alteraciones cutáneas, como granos o verrugas son registradas de forma «natural» por la cámara, la marca dejada en la piel por los elásticos de la ropa interior.

Hellen van Meene, por su parte, utiliza la luz natural, mortecina, a menudo en interiores, de una forma que recuerda mucho la pintura barroca, pero en cuanto al tema se basa más en la sistematización del método científico, tal como comenzó a plantearse en los Países Bajos en la misma época. Durante veinte años, ha centrado su carrera en el retrato de adolescentes, preferentemente niñas, en ese momento tan trascendental de la vida de una persona en el que se ha abandonado la niñez, pero todo está aún por decidir. Las poses están cuidadosamente estudiadas y las miradas nos acercan a la parte psicológica de la adolescencia: temores, dudas, despertar de la sexualidad y autoreconocimiento en un cuerpo en cambio.

Últimamente van Meene ha comenzado a introducir mascotas en sus fotografías, acompañando a sus dueñas y luego como protagonistas de la imagen, pero en realidad se trata de un ejercicio de antropomorfismo, con el que pretende hacernos buscar esas sensaciones que hemos visto en sus jóvenes, aunque esta vez en sus animales de compañía.

La autora más joven de este trío, Sanne De Wilde, es también la que plantea un estilo más diferenciado, pero que no puede separarse de la tradición fotográfica forjada desde los años 90. Snow White es una serie sobre el albinismo y los problemas que sufren quienes tienen esa enfermedad. El hecho de que sean albinos, de hecho, nos lleva a hablar de la diferencia y del rechazo social que genera. El albino es el «otro».

En el fondo, afirma De Wilde, los albinos son una metáfora. Son la magnificación de nuestros miedos y nuestra inseguridad, pero también de nuestra fuerza. «Trato de crear una impresión poderosa de esa fragilidad».

En definitiva, y esto es importante, el trabajo de estas artistas no se reduce a lo puramente visual, a la forma, sino que va más allá y plantea, de una forma extremadamente estética, cuestiones como el concepto de belleza, de la individualidad, de la diferencia, o la función de las imágenes en la actualidad.

Actividades complementarias:

Como es habitual se ofrecerán visitas guiadas gratuitas los domingos, para el público general (a las 18:30 en euskera y a las 19:30 en castellano).

Todos los domingos de 12:00 a 13:30 se realizará un taller dirigido a niños de entre 5 y 12 años, acompañados de un adulto.

Imprescindible inscripción previa en la propia sala en el teléfono 943 251937 o enviando un email a hezkuntza_artegunea@kutxakulturartegunea.eus.

La fotógrafa Hellen van Meene impartirá una masterclass en la que compartirá con los asistentes las claves de su trabajo y su experiencia. La sesión tiene, además, el objetivo de que los participantes muestren su trabajo, y este se discuta desde la crítica constructiva, se revise, y se edite. 9 de marzo, de 9:30 a 19:00 en Tabakalera. Matrícula: 100 euros (comida incluida). Plazas limitadas. En inglés.

El comisario, Ramón Esparza, dará una conferencia con el título El instante detenido. De la pintura barroca a la fotografía contemporánea en la sala Ruiz Balerdi de Kutxa Fundazioa, en la 4ª planta de Tabakalera. 9 de mayo a las 19:00. Acceso libre hasta completar aforo. Castellano.

Escribir comentario