03 de diciembre de 2020
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
TODAS LAS NOTICIAS
La respuesta del sector turístico a la crisis, eje central de la X Jornada San Francisco Javier
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Lo que entiende un bebé cuando le hablas

Turismofobia en Donostia: ¿flor de un día o conflicto real?

Altercado en la Parte Vieja hace quince días. Foto: A.E.
05 Ago.17
Por: A. E. / Redacción
Tiempo de lectura: 4 minutos
Apuntan desde las instituciones a que la prensa alienta este debate, pero la convocatoria de la manifestación 'anti turista' del 17 y algunos altercados han puesto en pie de guerra a todos los involucrados en este sector que da trabajo a 100.000 personas en Euskadi

El 29 de agosto en la junta de gobierno local se discutirá sobre la nueva normativa para pisos turísticos en que lleva trabajando un año el Ayuntamiento y de la que ya se ha adelantado que dará por saturada la Parte Vieja, será muy restrictiva con las zonas Centro y Gros y abrirá la mano con el resto de los barrios, donde quizá se retire la condición de que estos apartamentos deban estar en primeras plantas (lo que sería «un grave error» en opinión de EH Bildu). La nueva normativa sí limitará el número de pisos turísticos por portal.
Sea como sea a finales de mes se sabrán todos los detalles sobre una norma que previsiblemente tranquilizará a los hoteles (que responsabilizan a los pisos turísticos ilegales de que este verano no esté siendo como el anterior), pero que quizá no logre sofocar el ambiente enrarecido que se ha generado contra el sector. Un mal ambiente que va a cobrar forma el 17 de este mes, en plena Semana Grande, con la manifestación convocada por Ernai y con el lema ‘ Zuen turismoa gazteon miseria’ -Vuestro turismo, la miseria de los jóvenes-.


La voz de alama ha saltado en las instituciones. El alcalde Eneko Goia contó ayer que borrar pintadas de ‘Tourist go home’ es cosa de todos los días y cabe recordar que hace quince días tuvo lugar un altercado en el Boulevard que llegó a concentrar a una docena de ertzainas ante un grupo que empezó poniendo pegatinas con lemas similares en el McDonalds y siguió por la Oficina de Turismo.
Real o no, forzada o no por la prensa veraniega, la polémica está en la calle y desde las instituciones intentan apaciguarla, aunque van a necesitar algo más que normativas sobre pisos turísticos.
Goia afirmó ayer que no comparte el fundamento de la manifestación del 17 pero respeta el derecho a manifestarse, e hizo hincapié en que el Consistorio hace esfuerzos por rebajar la tensión en la Parte Vieja.


De hecho no ha habido escenario del Jazzaldia en la plaza de la Constitución y no habrá programa nocturno de la Aste Nagusia tampoco. El alcalde, además, quitó hierro a quienes achacan al turismo la subida de precios «porque son tres meses de verano, pero luego esos establecimientos tienen que volver a vivir de sus clientes. Es como quienes achacan al turismo los precios de la vivienda cuando en Donostia siempre ha existido este problema y antes no había tantos turistas. Ahora todo parece que es culpa del turismo», concluyó.
Por su parte desde el Gobierno vasco el consejero Alfredo Retortillo expresó también ayer que “las pintadas hostiles y xenófobas que han aparecido en algunas calles de San Sebastián no son ni un error ni una chiquillada, sino una muestra de intolerancia inadmisible que debe cesar inmediatamente». Y recordó que en Euskadi hay casi 100.000 personas que viven gracias a este sector.


Hace unos días el diputado socialista Denis Itxaso calificó de «error» la manifestación prevista para el 17 y abogaba por un turismo equilibrado y sostenible. De hecho el ente foral lleva tiempo queriendo ‘mover’ a los viajeros hacia el resto de Gipuzkoa. Mientras el PP vasco anunció ayer que promoverá declaraciones en favor del turismo en todas las instituciones, y afirmó que «Euskadi no puede contagiarse de la campaña anti turista emprendida en Cataluña».
En el lado contrario Bildu, que lleva semanas haciendo pública su campaña sobre turismo, afirma hoy en un comunicado que mientras en 2011 se ofertaban 2 pisos en AirBnB en Donostia, en el verano de 2014 eran 300, el año pasado 1.400 y hoy hay 1.829. Se calcula que hay más de 1500 pisos ilegales en la ciudad. Y responsabiliza al gobierno de Eneko Goia de esta situación.
También hoy, Irabazi, se hacía eco de un estudio en las redes. Un estudio que afirma que Donostia tiene 9.100 plazas hoteleras y 7.349 plazas anunciadas en Airbnb. Este grupo municipal lleva tiempo trabajando en una campaña sobre la necesidad de vivienda que apunta directamente a los pisos turísticos como responsables del encarecimiento del alquiler. Un fenómeno (el de la subida del alquiler) que en opinión del Ayuntamiento aún no se ha dado, pero que sí va en camino de producirse si no se logra atajar con la nueva normativa.
Mientras, el debate se agranda en la calle (por lo menos en verano, ya se verá cuando llegue octubre). En la calle y en las redes, donde siempre, con mucho humor, hay quien enriquece la polémica: «Pintxo de tortilla mazacote a 3,50 euros y recalentada en micro sin preguntar también es turismofobia», decía un twittero esta mañana.

Escribir comentario