Inicio » Secciones » Información general » Cartuchos OEM vs compatibles: comparando rendimiento, calidad y ahorro

Contenido externo

Cartuchos OEM vs compatibles: comparando rendimiento, calidad y ahorro

En el mercado puedes encontrar distintas opciones de cartuchos de tinta dependiendo del tipo de impresora que tengas en tu casa u oficina

Los cartuchos de tinta son un tipo de consumible indispensable para impresoras. De hecho, son estos elementos los que permiten que esta funcione perfectamente para realizar las impresiones necesarias para poder obtener una copia física de los documentos que necesitamos utilizar en distintos ámbitos, ya sea en casa, como en la oficina o en la universidad. Por lo tanto, son elementos que resultan imprescindibles para realizar distintas tareas, desde enviar informes, transmitir información u obtener apuntes para poder estudiar determinadas materias.

Ahora bien, en el mercado puedes encontrar distintas opciones de cartuchos de tinta dependiendo del tipo de impresora que tengas en tu casa u oficina. Entre ellas, podemos encontrar los de las diferentes marcas OEM y los compatibles. Por este motivo, contamos con la opinión experta de los profesionales de QueCartucho.es, que nos van a explicar en qué se diferencian los unos de los otros dependiendo de la calidad, el rendimiento y el ahorro. Sigue leyendo si quieres conocer más datos sobre estos consumibles para impresoras.

¿Qué son los cartuchos de tinta OEM?

Los cartuchos de tinta OEM, siglas de Official Equimpment Manufacturer o Fabricante original de equipos, son cartuchos de tinta que, simplemente, han sido elaborados por los propios fabricantes originales de las impresoras. “Durante muchos años, las empresas oficiales han dominado el mercado manteniendo unos precios exageradamente elevados debido a la falta de alternativas más económicas debido a que garantizan un nivel mínimo de calidad en las impresiones” —nos comentan los expertos de Qué Cartucho—.

“Al ser elaborados por el fabricante original, el diseño de estos cartuchos puede tener patentes registradas que permite el acople de los mismos en el interior de la impresora, lo que impide que otro fabricante pueda realizar el mismo tipo de acople” —añaden—. Como nos comentan, se entiende que estos han pasado controles de calidad muy rigurosos y, como estos productos OEM han sido elaborados de este modo, estas empresas tratan de hacer que se vean como la opción más viable del mercado.

Por este motivo, su precio suele ser muy elevado. “No obstante, esto no garantiza en ningún caso que, de vez en cuando, se pongan a la venta cartuchos oficiales defectuosos o en mal estado. De hecho, en más de una ocasión se han detectado partidas defectuosas de cartuchos OEM que no se podían instalar en la impresora o que no imprimían correctamente” —aseguran—.

¿Qué son los cartuchos de tinta compatibles?

Al igual que los anteriores, son cartuchos de tinta que se utilizan para imprimir documentos en las impresoras oficiales. Sin embargo, en este caso, no están elaborados por los fabricantes originales (OEM), sino por fabricantes de productos compatibles. “En un principio, cuando los primeros cartuchos compatibles se lanzaron al mercado, estos empezaron siendo una alternativa más económica, pero de baja calidad” —comentan los expertos de Qué Cartucho.

Sin embargo, como nos comentan, los fabricantes de productos compatibles han ido adquiriendo la experiencia y los conocimientos necesarios para obtener cartuchos de tinta compatibles de tal calidad que rivalizan con los que venden los fabricantes originales, pero a un precio muy inferior.

“Por este motivo, los productos compatibles han sido y siguen siendo muy criticados por estos” —añaden—. De hecho, las empresas OEM han terminado lanzando bulos, mitos, mentiras, calumnias y todo tipo de acusaciones falsas para desprestigiar un producto que, pese a que es más económico, iguala en calidad a sus propios productos. “En parte, lo entendemos, ya que se ven atacados por el alto rendimiento, calidad y, por supuesto, por el ahorro que proporcionan nuestros cartuchos de tinta compatibles” —admiten desde Qué Cartucho—.

“En la sociedad han calado algunos mitos, como, por ejemplo, que los cartuchos compatibles no pasan controles de calidad, o que su bajo precio se debe a que su calidad es baja o, nuestro favorito, que, al utilizar un cartucho compatible en una impresora, pierdes la garantía” —añaden—.

“Sobra decir que estos pasan exactamente los mismos controles de calidad que los cartuchos OEM, que el bajo precio se debe a que las empresas que vendemos cartuchos compatibles no abusamos de los precios y que existe una normativa de la Unión Europea que prohíbe la retirada de la garantía a las impresoras por utilizar productos compatibles” —Concluyen desde Qué Cartucho—.

Cartuchos OEM VS Compatibles ¿Cuál es mejor?

Como hemos dicho más arriba, posiblemente, hace un par de décadas existiera una diferencia notable entre los cartuchos OEM y los compatibles. Sin embargo, muchos fabricantes de productos compatibles han ido adquiriendo tanta experiencia que, en la actualidad es sumamente difícil diferenciar un documento impreso por un cartucho de tinta OEM de uno impreso con tinta compatible. Por lo tanto, en cuanto a la calidad, ambas son muy buenas opciones.

En cuanto al rendimiento también podemos decir que se encuentran bastante igualados, a pesar de que los compatibles suelen venir un poco más llenos y los cartuchos y tóneres suelen ser de mayor tamaño. Por este motivo, podemos decir que los compatibles permiten imprimir una mayor cantidad de páginas que aquellos que están elaborados por las marcas OEM.

Por último, si tenemos en cuenta el ahorro económico que se desprende del uso de cartuchos compatibles, podemos decir que estos ganan por goleada a las opciones elaboradas por las empresas oficiales sin que ello suponga una reducción de la calidad de impresión. De hecho, la diferencia de precios puede ser entre 3 y 5 veces más económica. Es decir, si la opción original tiene un coste de 15€, la compatible no suele rondar más de 4€. Por lo tanto, si tenemos en cuenta las tres variables, no tenemos ninguna duda de que la segunda opción es la mejor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Didoe
Kutxa Fundazioa