martes 02 de junio de 2020
FacebookTwitterInstagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SURF . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA / AUTOCARAVANISMO
Logo
## Agenda Kutxa
TODAS LAS NOTICIAS
El Concurso ESME a la mejor idea empresarial de DBS culmina en youtube su XXIX edición
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Puentes de espaguetis, una actividad DIY de ingeniería
## Lo + visto
DE LA SEMANA
Desde Intxaurrondo al mundo

Cinco fundadores de Zaporeak se hacen a un lado “pero el proyecto sigue muy vivo”

El equipo de personas que trabaja en Lesbos dando 1.800 comidas diarias. Foto: Zaporeak
09 Ago.19
Tiempo de lectura: 2 minutos
Archivado en:
No esperaban que su iniciativa humanitaria llegara tan lejos y consideran que es momento de descansar. Seguirán dándose las 1.800 comidas diarias en Lesbos

Dicen que no pasa nada, que Zaporeak seguirá repartiendo entre los refugiados 1.800 comidas diarias en Lesbos, que la entidad seguirá presente allá donde más se le necesita y que el aliento gipuzkoano, tanto de la sociedad como de las instituciones, es realmente el motor esencial de esta actividad humanitaria. Sin embargo y visto desde la distancia sorprende ver que cinco de los siete fundadores de Zaporeak se bajan del barco: Peio Garcia Amiano, Zazpi Garcia Amiano, Iñaki Alkiza, Yoli Uranga y Oraitz Garcia. Éste último expresaba hoy para DonostiTik que “nunca nadie pensó que el proyecto de unos amigos de Intxaurrondo pudiera llegar tan lejos. Esto cansa mucho y es momento de reflexionar y de dar un nuevo impulso a Zaporeak”. 

Imágenes remitidas por Zaporeak en Grecia. Foto: Donostia Kultura

En un comunicado hecho público ayer Zaporeak expresaba que en la vida hay sueños que, por muy locos que puedan ser, se hacen realidad. Y este era el sueño de siete vecinos de Intxaurrondo “que no podían mirar a otro lado aquel diciembre del 2015 viendo las imágenes de la incesante llegada de personas refugiadas a Grecia y que decidieron embarcarse en una aventura, sin dudas, sin saber lo que se podrían encontrar, sin saber si sería posible hacer realidad ese loco reto y desplazarse a Chios para dar una alimentación digna a las personas refugiadas”.

¿Qué es lo que quema más durante este tiempo?, ¿el trato con personas que sobreviven en situaciones infrahumanas?, ¿la búsqueda de financiación? Oraitz García lo tiene claro: “Ver que se cronifican situaciones que pensábamos serían temporales. Que no se avanza. Que la situación de supuesta emergencia no acaba”.

A lo largo de este tiempo Zaporeak ha estado presente en Chios, Patras, Atenas y Lesbos. Y su labor, como se ha dicho, seguirá adelante. Al frente de la entidad continuará Jesús María Jalón, también presente desde el inicio de Zaporeak. 

“Hemos llevado a Grecia nuestras recetas, nuestra manera de entender la cocina, nuestra cultura gastronómica, la hemos tenido que amoldar a los gustos, a los sabores de las personas refugiadas, pero estamos orgullosos de haber unido la cocina vasca y la solidaridad”, afirman.

Oraitz García añadió para DonostiTik que no sería extraño que regresen en algún momento. Por ahora, reflexión y descanso para ellos y nuevos impulsos para una tarea que, insisten, sigue muy viva. 

Escribir comentario