Saltar al contenido
Inicio » Artículos » Noticia » El Hospital Donostia cuenta con nuevos equipos de hemodinámica

El Hospital Donostia cuenta con nuevos equipos de hemodinámica

La Unidad de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista (UHCI) del Hospital Universitario Donostia de Osakidetza, que se constituyó a mediados de noviembre de 2010, cuenta ahora con nuevas instalaciones dotadas con los últimos avances que permitirán abarcar el intervencionismo coronario y estructural de toda la población.

En su visita hoy al Hospital Universitario de Donostia la consejera de Salud ha destacado la importancia de estos nuevos equipos, que supondrán ‘’un salto cualitativo en la calidad de las intervenciones que se pueden realizar y ofrecen una garantía de calidad, ya que son los mejores medios disponibles en este campo’’. En total, la inversión realizada en estos nuevos equipos asciende a 1.762.904,76 de euros.

Cabe destacar que en 2022 se realizaron más de 3.000 procedimientos, incluyendo 998 angioplastias, de las que un tercio fue en el contexto del infarto agudo de miocardio con elevación del ST.

¿Qué es una sala hemodinámica?

El trabajo en una sala de hemodinámica implica la realización de procedimientos percutáneos cardiovasculares. Para ello además de los angiógrafos se utilizan otras técnicas de diagnóstico como son el ultrasonidos intravascular, la tomografía de coherencia óptica, o el ultrasonidos intracardiaco. Además las mejoras en las aplicaciones de fusión entre técnicas de imagen que permiten guiar el intervencionismo con mayor precisión y seguridad.

Los profesionales que trabajan en la sala de hemodinámica son cardiólogos intervencionistas, enfermería especializada y celadores. Trabajan en conjunto para realizar procedimientos como cateterismo cardíaco, angioplastia coronaria, embolectomía percutánea en el TEP, ablación septal en las miocardiopatías hipertróficas, etc. Para los procedimientos intervencionistas coronarios y estructurales más complejos, como las TAVIs o el mitraclip, cuentan con el apoyo del servicio de anestesia para la sedación.

Durante estos procedimientos se utilizan catéteres, guías y otros dispositivos para acceder a las arterias y venas del cuerpo y realizar tratamientos en el sistema cardiovascular.

La monitorización continua es esencial para garantizar la seguridad y el éxito del procedimiento. Una vez completado el procedimiento los y las pacientes son monitorizados durante unas horas, pudiendo ser dados de alta incluso el mismo día en caso de los pacientes ambulantes.

## Suscríbete a la newsletter semanal de Donostitik.com

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *