21 de enero de 2021
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
TODAS LAS NOTICIAS
La respuesta del sector turístico a la crisis, eje central de la X Jornada San Francisco Javier
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Flysch, leyendo la historia de la tierra en Geoparkea

La primera placa en homenaje a las víctimas del terrorismo se colocará el 23 en la Avenida

Número 9 de la Avenida de la Libertad, donde se colocará la primera placa de homenaje. Foto: Santiago Farizano.
06 Mar.19
Por: C. F. / Redacción
Tiempo de lectura: 2 minutos
Y solo será la primera en un proceso de reconocimiento individualizado a los asesinados. La intención es la de, “poco a poco, ir cumpliendo con esta deuda que como ciudad teníamos”, describe el alcalde Eneko Goia

El próximo 23 de marzo, Donostia empezará a solucionar una cuestión de memoria, “una deuda” histórica que “teníamos pendiente”, según ha descrito el alcalde de la ciudad, Eneko Goia. Será el día en que se instalará en el número 9 de la Avenida de la Libertad la primera de las placas de homenajes individualizados a las víctimas del terrorismo y la violencia que se han registrado en la capital gipuzkoana.

En esa, la primera de las muchas placas que se prevén, figurarán los nombres de Juan Mari Araluce, presidente de la Diputación de Gipuzkoa, y el chófer y los escoltas que le acompañaban cuando todos fueron asesinados a tiros por ETA en 1976. “Es un proceso que iniciamos, y que va a tener un desarrollo”, continúa Goia.

La fecha de la primera colocación, el 23 de este mes, es la que ha elegido la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), con la que el Ayuntamiento ha venido trabajando “en los últimos meses”, ha seguido Goia. Hay 40 casos ya acordados con la AVT, que se irán acometiendo. Pero, como es lógico, la idea es homenajear también a las víctimas que pertenecen a otras asociaciones o a ninguna.

Sobre la AVT, “sabemos que representa a bastantes” de las víctimas, “y es verdad que hemos tenido ocasión de avanzar más en el proceso durante este tiempo. Pero no es ni la única con la que hemos hablado, ni lo será”. Ha confirmado Goia que también se ha tenido un contacto con Covite (Colectivo de Víctimas del Terrorismo), con la que se sigue conversando.

Cada placa (“muy simple”, de 25×25 centímetros) se instalará en el suelo. En ella figurarán nombre y dos apellidos de cada víctima, la autoría del crimen, la fecha en que se produjo el asesinato y un escudo de la ciudad.

Sobre colocar los elementos en el suelo, “es una cuestión sobre la que dimos muchas vueltas, pero en Europa los elementos memoriales suelen colocarse allí. No voy a ocultar que la colocación en fachada tiene otras implicaciones que nosotros no queríamos abordar, porque normalmente se produce sobre elementos privados, y entras en una dinámica en que la colocación no depende de ti”. En cambio, el suelo es espacio municipal.

Una puerta siempre abierta
Se trata de un tema delicado, y hay que hacerlo “bien”, porque “todos los tratamientos tienen que ser individualizados, tanto de día en que se haga como de lugar exacto en que se coloque”. E insiste el primer edil en que se hará “siempre en función de la voluntad de la familia” concreta de cada caso, “que para mí es el primer elemento a tener en cuenta y a respetar”.

“Venimos trabajando” para esto durante “toda la legislatura, diría yo”, porque “teníamos una cosa pendiente”. Y esa era la de, “más allá de tener un elemento memorial conjunto, tener los nombres de las personas que han sido víctimas en nuestra ciudad”. Tras muchas consultas, se detectó que la manera “más respaldada” de homenajear a las víctimas es la escogida: colocar placas “en los lugares en que sucedieron estos acontecimientos”.

“Es un proceso largo, que nos lleva mucho trabajo”, pero que se quiere acometer para “poco a poco, ir cumpliendo con esta deuda que como ciudad teníamos”. Por tanto, la iniciativa va a prolongarse durante tiempo “indefinido: puede haber quien diga ahora que no quiere, y dentro de tres años diga que sí quiere. Esa opción siempre estará abierta”.

Escribir comentario