01 de octubre de 2020
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
TODAS LAS NOTICIAS
José María Guibert: “Las tecnologías son un medio para la educación, no un fin”
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Protección infantil ante el Covid: Mascarillas
## Lo + visto
DE LA SEMANA

Munilla: “Los hechos se han precipitado y hay una nueva denuncia”

El obispo José Ignacio Munilla.
12 Ene.17
Tiempo de lectura: 2 minutos
Archivado en:

“Los hechos se han precipitado y esta misma mañana se ha presentado ante este obispo una nueva denuncia contra el mismo presbítero, Juan Kruz Mendizabal, por hechos similares acontecidos en el año 1994. El denunciante ha referido los hechos con una serie de detalles que le otorgan un alto grado de verosimilitud”. Así de claro se expresó esta tarde en rueda de prensa el Obispo de San Sebastián José Ignacio Munilla, quien desde el martes, cuando hizo público dos casos de abusos por parte del ex vicario general a dos menores en los años 2001 y 2005, capea el temporal de una crisis sin precedentes en la Iglesia vasca.
Tras añadir que la víctima de este tercer caso ha decidido llevar el asunto tanto por vía eclesial como judicial, el Obispo narró las medidas tomadas por ahora respecto al sacerdote Juan Kruz Mendizabal “sin prejuzgar por ello la presunción de inocencia con respecto a este nuevo caso que todavía no ha sido juzgado”. Mendizabal residirá en un monasterio y no podrá salir sin permiso del Obispo, tiene prohibido el ejercicio público del ministerio sacerdotal, está sometido a terapia psicológica y no puede tener contacto con menores.
Respecto a los dos anteriores casos, el de 2001 y el de 2005, cabe recordar que el sacerdote ha sido condenado por vía eclesial y que la Fiscalía estudia ahora su caso por si abre la vía penal.
Concluyó Munilla: “Quisiera manifestar mi petición más vehemente de que afloren cualquier tipo de abusos sexuales cometidos contra menores en el seno de nuestra Iglesia (así como en otros ámbitos). Creo que lo acontecido es una gran oportunidad para ello, y quiero manifestar mi convencimiento de que tal paso sería grandemente beneficioso para todos: para las víctimas porque les ayuda a sanar, para los agresores porque desenmascara la mentira de su vida y les llama a la conversión, para la Iglesia porque requiere de nosotros una profunda revisión y para el conjunto de la sociedad porque estamos antes un problema del que no está exento nadie”.

Escribir comentario