28 de noviembre de 2020
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
TODAS LAS NOTICIAS
Estudiantes de Deusto practican lo aprendido en un Juzgado de Primera Instancia
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Lo que entiende un bebé cuando le hablas

Noche redonda para la Real Sociedad en la despedida de Vela

LaLiga.es
20 Dic.17
Por: A. E. / Redacción
Tiempo de lectura: 2 minutos
Archivado en:
Los txuri urdin ganan al Sevilla con un 3-1 que sabe a desquite y el mexicano, en sus últimos minutos con el equipo, marca el tercero

Esta vez sí logró la Real Sociedad rematar el partido encauzado y eso que el Sevilla no se lo puso fácil. Pero los txuri urdin, que no ganaban desde el 23 de noviembre, comenzaron marcando y dieron buen ritmo al partido incluso después del empate sevillista. Admeás fue la noche de Vela, que ni en sus mejores sueños podía imaginar una despedida de Donostia tan a lo grande. No sólo fue ovacionado por la afición en el minuto 11 como un héroe con todos en pie, cantando y alumbrando al mexicano con los móviles. Además logró meter el tercer gol del partido en el minuto 90, el tanto que dejó el marcador maravillosamente cuadrado y el que supuso uno de los momentos más bonitos de esta liga. Sin lugar a dudas.
El gol de cabeza de Iñigo Martínez en el minuto 17 adelantando al equipo en el marcador dejó a ambos equipos a la lucha y sin acierto, pese al claro dominio local durante el primer tiempo, hasta que Ben Yedder empató muy poco antes del descanso. Igor Zubeldia fue quien remontó marcando nada más salir, en el 76, plantando en el marcador un 2-1 que ya sabía a desquite tras una racha muy complicada para los txuri urdin. Con todo no bajaron el ritmo y, pese a algunos momentos de apuros, la Real se mantuvo lanzada.
A trece minutos del final entró Carlos Vela para disputar sus últimos minutos con la Real Sociedad, equipo donde ha jugado durante seis años y que abandona para iniciar su aventura estadounidense. Si los txuri urdin pensaban que ya no podían emocionarse más, el mexicano quiso marcharse regalándoles el tercer gol de la noche. Y Anoeta vibró como hacía mucho que no lo hacía.

Escribir comentario