27 de octubre de 2020
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
TODAS LAS NOTICIAS
‘Yuwa India Trust’ y ‘Kemen’ reciben el Premio Deusto Valores en el Deporte 2020
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Equitación y doma clásica
## Lo + visto
DE LA SEMANA
Donostia Zinemaldia

Sam Neill: “A Susan Sarandon la van a nominar para todo y es tan mayor como yo”

Sam Neill hoy en Donostia. Fotos: Santiago Farizano
20 Sep.19
Por: A. E. / Redacción
Tiempo de lectura: 3 minutos
Archivado en:
El director y el actor de la película de la inauguración, 'Blackbird', dan una rueda de prensa divertida después de que más de un espectador haya echado una lagrimita (o muchas) en el pase matutino

Coinciden el director del ‘Blackbird’ (‘La decisión’) Roger Michell y el actor Sam Neill en que la película que inaugurará esta noche el Festival de San Sebastián versa sobre la vida y los vivos y no sobre la muerte como cabría pensar en una historia que incluye la eutanasia. Ambos han dado una rueda de prensa, hoy, divertida, después de que más de un espectador haya echado una lagrimita (o muchas) en el pase matutino del film. Un film que lo tiene todo para triunfar: Susan Sarandon y Kate Winslet acompañan a Sam Neill en esta historia en que una madre da una noticia a sus hijas. Y a partir de ahí se organiza la debacle. 

El veterano Sam Neill es uno de esos actores que maravillan en persona. Con un físico muy agradable visto en docenas de películas mantiene a los 72 años carisma, una bonita sonrisa y recurre al humor con frecuencia.

Ha sido divertido cuando un periodista ha preguntado a ambos sobre el estreno de ‘Blackbird’ en el Festival de Toronto, donde un espectador se puso malo y hubo que suspender la proyección a tres minutos del final. “Después vimos al hombre salir por su propio pie”, ha protestado Neill, añadiendo que esta noche en Donostia sólo vale desmayarse en casa. Roger Michell ha añadido que, para colmo, es la segunda ocasión que ocurre con una película de su autoría. 

Respecto al papel de Sam Neill en ‘Blackbird’, el propio actor (que ha puntualizado que ser padre es complicado y más cuando de hijas se trata como en su caso) ha explicado que supuso un ejercicio de contención porque el personaje encierra mucha pena y culpabilidad. “Si él se derrumba es el caos. Él debe enfrentarse con valentía a la decisión tomada”.

“Yo creo que la gente saldrá del cine debatiendo”, ha comentado Michell en lo que respecta a la eutanasia, debate en que la película no quiere tomar postura, si bien Sam Neill ha reconocido que el film sí da un voto a favor a esta opción. Michell, cauto, ha puntualizado: “Hay muchas víctimas potenciales de una mala eutanasia: los ricos, los niños, quienes no mantienen la mente en su sitio…”

En todo caso es una película sobre la familia y sobre quienes están vivos y “la lección que aporta es que cada madre y cada hija que vean esta película van a querer llamarse. Hay que sentarse a resolver cuestiones pendientes. Este es el mensaje”, ha mantenido Sam Neill, quien rodando llevó el debate a su fuero interno. 

“Hay algo acerca de esta película que casi todo el mundo entiende. Las familias pueden ser difíciles, divertidas, te avergüenzan, horribles y maravillosas a la vez. Y cada cual tiene su disfuncionalidad. Y esta no es nada diferente. Mi madre fue muy divertida y brillante y murió con demencia y fue casi una humillación. Casi me rompió el corazón. Sé que ella hubiera dicho, como dijo mi padre, que ya era hora de que le pegaran un tiro”.

También se ha hablado de la edad en la rueda de prensa. Y se le ha preguntado a Sam Neill si es verdad que Hollywood trata mejor a los hombres maduros que a las mujeres. Tras parodiar lo problemático de la pregunta ha sido muy claro: “A Susan Sarandon la van a nominar para todo y es tan mayor como yo, creo. Hago una fiesta al final de cada década y compruebo que ha sido mejor que la anterior. Estoy disfrutando y quiero que me queden otras tres décadas. La cuestión de la edad es una tontería aunque a nuestros mayores se les respetaba más y eso está bien. ¡A ver si me respetan mis hijos!”

Cuestionado por los periodistas, el director Roger Michell ha asegurado que es más fácil rodar una tragedia como en este caso que una comedia. “El bagaje de las escenas se equilibraba con el buen ambiente del plató. En este caso rodamos en orden cronológico, que es bastante raro, y eso desarrolló entre nosotros una unión colectiva”, ha dicho, añadiendo sobre el humor, muy importante en esta película, que a él no le gusta rodar sin incluir escenas divertidas.

Especial del Zinemaldi, aquí. 

 

 

 

Escribir comentario