28 de noviembre de 2020
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
TODAS LAS NOTICIAS
Estudiantes de Deusto practican lo aprendido en un Juzgado de Primera Instancia
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Equitación y doma clásica

Arranca la licitación para la segunda fase de la incineradora de Zubieta

Las obras de la primera fase de la incineradora. Foto: Diputación (David Vicente)
26 Dic.17
Por: A. E. / Redacción
Tiempo de lectura: 3 minutos
Las empresas tienen 60 días para presentar ofertas. La ejecución del Complejo Medioambiental G2 se realizará paralelamente a la primera fase. El inicio de las obras se estima para abril y durarán 12 meses

El Consorcio de Residuos ha aprobado hoy los pliegos para la licitación de la segunda fase del Complejo Medioambiental de Gipuzkoa. El acuerdo ha sido aprobado en la Asamblea General del Consorcio de Residuos, ha contado con un 73,5% de votos favorables y un 9,3% en contra. La Diputación y todas las mancomunidades representadas han apoyado la licitación salvo Tolosaldea y se han abstenido las mancomunidades de Sasieta y Urola Erdia. Así se da el visto bueno al estudio y aprobación del expediente de contratación para la adjudicación, en régimen de concesión de obra pública, del diseño, construcción, financiación, operación y mantenimiento del Complejo Medioambiental de Gipuzkoa, fase 2.
A partir de este momento las empresas tienen un plazo de 60 días para presentar ofertas. La ejecución del CMG-2 se realizará paralelamente a la primera fase y está previsto que las obras finalicen simultáneamente en la presente legislatura. El inicio de las obras se estima para el próximo mes de abril, con un plazo de construcción de 12 meses, y comenzando su operación en 2019.
La infraestructura incorporará una planta de biometanización y otra de maduración de escorias. Ambas instalaciones se añaden a las plantas de tratamiento mecánico biológico y de valorización energética que forman parte del CMG-1 y completan el sistema de infraestructuras de cierre del tratamiento de los residuos de Gipuzkoa. El CMG-2 se ubicará en el Polígono Eskuzaitzeta, en el ámbito de Zubieta, sobre una parcela de 31.988 m2, a escasos 300 metros de distancia de la del CMG-1.
La inversión prevista para la segunda fase se sitúa en torno a los 37 millones de euros.
La planta de biometanización prevista en el CMG-2 tendrá una capacidad inicial de tratamiento de 40.000 toneladas anuales y recibirá materia orgánica recogida selectivamente. Esta instalación dispondrá de una tecnología que permitirá obtener biogás a partir de la fracción orgánica de los residuos y producir energía. La planta de valorización de escorias tratará los restos sólidos procedentes de la planta de valorización energética, tendrá una capacidad de 52.000 toneladas/año y desarrollará distintos procesos para transformarlos en áridos reciclados que puedan ser empleados en obra pública (carreteras, etc.). Una vez en marcha se estima que el CMG-2 creará 30 puestos de trabajo directos.
El adjudicatario deberá hacer una inversión de 37,4 millones de euros para la construcción y puesta en marcha del CMG 2. En el momento en que la segunda fase del Complejo comience a funcionar, el contratista recibirá 6 millones anuales (cuota anual máxima), cantidad que comprende los pagos por la inversión realizada y por la gestión de la instalación durante los 20 años (incluido el periodo de construcción) de vigencia del contrato. El canon comenzará a pagarse una vez la puesta en marcha esté aprobada por el Consorcio.
Presupuesto y tarifa
La Asamblea del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa también ha aprobado hoy el Presupuesto de 2018 y el mantenimiento de la tarifa por prestación de servicios de gestión en alta de los residuos urbanos a las Mancomunidades.
El presupuesto aprobado para el próximo ejercicio asciende a 40.559.161 euros. La principal diferencia respecto al presupuesto de 2017 es que en el ejercicio de 2018 se prevé que se van a gestionar 39.000 toneladas de biorresiduo frente a las 36.000 estimadas en el ejercicio anterior. Ello supone un incremento del 8,33% en el volumen de biorresiduo gestionado. Por otra parte, 160.000 toneladas de fracción resto tendrán como destino final el vertedero, misma cantidad de toneladas enviadas en el ejercicio 2017. Adicionalmente, desde la planta de clasificación de envases de Legazpi, se estima que se enviarán a reciclar 4.500 toneladas, cifra muy similar a la del presente año.

Escribir comentario