19 de septiembre de 2020
Facebook
Twitter
Instagram
TODA LA INFORMACIÓN Y AGENDA DE DONOSTI
PORTADA / ENTREVISTAS / REPORTAJES / ESPECIALES / GALERÍAS DE FOTOS
INF. GENERAL . DEPORTES . CULTURA . TURISMO . GASTRONOMÍA . SUCESOS . EL TIEMPO . AGENDA
BLOGS: MODA / MÚSICA / CULTURA VASCA
Logo
## Agenda
VER TODOS LOS EVENTOS
TODAS LAS NOTICIAS
Deustuko Unibertsitateak ongietorria egin die 1. mailako 2.000 ikasle berriei
## DonostiTxikia
TODAS LAS NOTICIAS
Recordando a Ken Robinson
## Lo + visto
DE LA SEMANA
Confinados

Día 40. “Me siento impotente como todos los autónomos”

Aitziber y su hija Elaia antes de su sesión musical. Foto: DonostiTik
24 Abr.20
Tiempo de lectura: 2 minutos
Archivado en:
Aitziber y su familia viven en Altza, ella tiene un bar-cafetería en el barrio y no sabe sí podrá seguir atendiendo a sus clientes como siempre

Son 40 días confinados y se dice fácil. Donostitik, que sigue con su serie diaria, se traslada hoy a Altza, donde nos recibe Aitziber Urkola. Ella cerró su bar-cafetería RIVA tras decretarse el Estado de Alarma. No sabe si va a poder salir adelante tras un cierre tan duradero que la mantiene sin ingresos, pero no pierde el humor y a las 20 horas, religiosamente, se encarga de animar a sus vecinos. Después de los aplausos empieza su sesión con la Marcha de San Sebastián a la que a veces siguen unas sevillanas, música de los 80 o lo último en el panorama musical. Aitziber tampoco olvida a quienes cumplen años en el entorno.

¿Cuántos sois en la familia?
Somos 4 en casa. Nuestros hijos Elaia e Ibai, mi marido Alfre y yo, Aitzi. 

¿Desde qué día estáis encerrados?

Los niños llevan desde el 12 de marzo. Y nosotros desde el 15. 

¿Salís alguno a trabajar?
Yo tengo un bar-cafetería en Altza, el “RIVA”. Y bueno, la situación no es la mejor… Alfre trabaja de electro-mecánico. Es duro. Hay que pagar impuestos, luz, gastos y todo eso sin ingresos. Me siento impotente, como todos los autónomos. 

¿Creéis que podéis ser positivo alguno?
Pienso que no. Pero no estamos seguros, hemos sido cuidadosos pero no es 100% seguro. 

¿De qué espacio disponéis?
Unos 100 metros más o menos. La verdad es que tenemos suerte porque tenemos cuatro balcones. Hacemos mucha vida en ellos. El grande es para los peques, para jugar, saltar, pintar… 

El otro es para la música. Allí todos los días a las 20 horas ponemos música y animamos a nuestros vecinos del barrio. Es muy bonito ver y sentir la complicidad que hemos conseguido. Aplausos, risas y buena energía. ¡Celebramos hasta cumpleaños!

¿Cómo habéis planteado la compra?
Nosotros bajamos poco, cada 10 días y nos turnamos. Bastante bien la verdad. 

¿Qué teméis más de este encierro?
La salud de mi madre. Tiene problemas cognitivos y  el encierro los empeora. El otro problema es el económico, es preocupante y no sabemos cómo acabará esto… Si volveremos a abrir el bar o no. 

¿Qué es lo que peor lleváis?

Estar optimista los días en los que veo todo negro. Remontar.

¿Cómo transcurre el día a día?
Somos una familia más, intentamos seguir una rutina. Por las mañanas cosas de casa, deberes de Elaia, un poco de deporte y así. Comemos y un ratito para vídeo llamadas, tele, jugar, etc. Y a las 19.30 horas empieza la fiesta, preparar la música, bailar y luego cena, relax, cama.

¿Hay algo positivo en este confinamiento?
Claro que sí. Nos ha hecho reflexionar y valorar más lo que teníamos. Mi paciencia ha mejorado gracias a mis hijos. 

También valoro aún más mi trabajo y a mi gente que me da ánimos para no perder la ilusión por mi negocio. Mis clientes que me mandan mensajes, fotos, etc. 

Esta situación nos va a ayudar a ser más fuertes, luchadores y mejores personas. Ánimo y fuerza. 

Escribir comentario