Inicio » Secciones » Información general » Gipuzkoa hace clic a favor del hambre cero con Hitzetatik-Ekintzetara

Agenda 2030

Gipuzkoa hace clic a favor del hambre cero con Hitzetatik-Ekintzetara

La inciativa impulsada por Kutxa Fundazioa y Arantzazulab con el apoyo de la Diputación Foral de Gipuzkoa ha completado su primera fase

Banco de alimentos. Foto: Kutxa Fundazioa

La iniciativa Hitzetatik-Ekintzetara impulsada por Kutxa Fundazioa y Arantzazulab con el apoyo de la Diputación Foral de Gipuzkoa completa su primera fase con una valoración positiva. La ciudadanía se ha implicado con el programa de actividades “clic” a favor del hambre cero. En algunos casos, los resultados han superado todas las expectativas.

Entre mayo y junio el programa Hitzetatik – Ekintzetara ha recorrido Gipuzkoa. Con el objetivo de acercar la Agenda 2030 a la ciudadanía y activar la implicación de las y los guipuzcoanos, Hitzetatik – Ekintzetara ha contado con un programa de actividades centrado, principalmente, en ofrecer una manera diferente, cercana y atractiva de aportar a la causa.

Y es que, ese es precisamente el propósito de este proyecto: facilitar nuevas formas de generar un impacto en los distintos retos de la sociedad. Esta primera edición de Hitzetatik – Ekintzetara, por ejemplo, se ha centrado en el 2º Objetivo de Desarrollo Sostenible: el hambre cero.

Para abordar el reto y crear el programa de actividades Kutxa Fundazioa y Arantzazulab han contado con el apoyo de más de 23 agentes del sector eco-social de Gipuzkoa vinculados a esta causa.

Resultados de los 9 KLIK

El equipo formado por Kutxa Fundazioa y Arantzazulab ha valorado la experiencia de manera muy positiva: “A la hora de hablar con las personas que han participado, en general, nos han transmitido su satisfacción, que si bien han salido ‘tocadas’ por la dureza de la causa han sido experiencias muy enriquecedoras. Unos ya participaban en uno u otra iniciativa y otros han tenido su primera experiencia con el compromiso colectivo.

No ha sido posible llevar a cabo algunas acciones durante el mes de mayo, pero una vez generado el movimiento ya llegará la ola. Es cierto que es difícil salir de rutinas y participar activamente en asuntos colectivos, tenemos como meta llegar a más personas, pero en el camino estamos contentos con el primer piloto. En Gipuzkoa, somos una sociedad comprometida. Tradicionalmente nos hemos unido en comunidad, es reflejo de nuestra identidad y manera de ser. Es hora de recuperar esa capacidad de juntarnos para actuar colectivamente, de pasar de las palabras a la acción.”

El Programa KLIK ha pretendido generar experiencias significativas, y así lo ha hecho. La Asociación Jatorkin, por ejemplo, abrió las puertas de su comedor social de Aiete a toda la ciudadanía para convertirlo en restaurante durante una semana. Las personas podían acudir a colaborar en las tareas de preparación o comer con las y los usuarios habituales. La iniciativa generó un contexto muy inclusivo y en total más de 100 personas de diversos contextos compartieron almuerzos cada día; 50 de ellas conocieron la iniciativa por primera vez.

En Tolosa y Ordizia se organizaron distintas iniciativas para recaudar productos frescos para personas en situación de vulnerabilidad. La recogida “Jarri beste bat” de la Asociación Zutani de Tolosa logró 1.000 kg de frutas y verduras, un total de 4.200 € en producto, que sirvió para ayudar a 100 familias de las 250 a las que apoya.

En el caso de Ordizia, la iniciativa “Mercado solidario de productos frescos” de Lagunkiro y Delikatuz obtuvo 1.515 donaciones y, gracias a la implicación del alumnado del municipio alcanzaron casi los 1.700 que necesitan para ayudar a las familias de Ordizia.

El Banco de Alimentos, que recaudó un 37% más que el año pasado en sus recogidas de primavera, recibió la ayuda de más de 40 pequeños comercios se sumaron a hacer recogidas en sus establecimientos aportando casi una tonelada más de alimentos. Con la participación de los grupos que se han sumado a la clasificación de los alimentos, el trabajo de clasificación de todo el producto recaudado terminó 3 días antes de lo previsto en la sede de Oiartzun.

La ikastola Orereta organizadora del Kilometroak de este año ha querido sumarse también a la causa y ha trabajado el despilfarro alimenticio de la mano de Asmoz y Enraiza Derechos sacando los datos a la calle.

También la Fundación Real Sociedad se implicó con la causa. El día de Real Sociedad Fundazioaren Eguna, más de 250 aficionados aportaron alimentos en el punto de recogida que se habilitó para la Red de Acogida Ciudadana.

Ahora el equipo está trabajando en el siguiente hito del proyecto, el festival TOPAK. El encuentro tendrá lugar en octubre y servirá para celebrar y compartir las experiencias vividas, además de ser un momento clave para volver a activar a la ciudadanía y visibilizar la importancia del movimiento colectivo para abordar los retos que tenemos como sociedad.

El proyecto Hitzetatik – Ekintzetara está impulsado por Kutxa Fundazioa y Arantzazulab. Cuenta con el apoyo de la Diputación Foral de Gipuzkoa a través de la financiación de la Unión Europea Next Generation EU. Además, cuenta con el apoyo de la Secretaría de Transición Social y Agenda 2030. Más información: Nace ‘Hitzetatik-Ekintzetara’ para llevar activamente a la ciudadanía hacia la Agenda 2030


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Didoe
Kutxa Fundazioa