Ojos de los gentiles

Acurrucadas al abrigo telúrico de un impresionante bosque de robles, se agazapan unas míticas peñas, que guardan celosamente las viejas leyendas de la montaña. Unas inexpugnables cumbres, que nos susurrarán su encanto milenario, que nos darán paz y sosiego, que nos regalarán su encanto y su magia, las peñas de Laiene. Ubicadas sobre el vallecito…Continuar leyendo «Peñas de Laiene. Al arrullo de los jentiles»

La mullida hojarasca acariciaba sus pies, podía sentir la vitalizante humedad otoñal, traspasando su calzado de cuero curtido. En el silencio del bosque, tan sólo se escuchaba el sonido de sus pasos y el canto de algún pajarillo despistado. Era una sensación que le apasionaba, caminar en solitario por el bosque, justo en ese momento…Continuar leyendo «Nacedero de Iturrutxaran. Morada de las ninfas»

En un rinconcito del corazón de Bizkaia, acurrucado bajo la telúrica seguridad y energía de las imponentes montañas del Durangesado, allí donde la diosa Mari, tiene su principal morada, encontramos un bello rincón pleno de historia, de belleza, de misterio, de leyenda,… Se trata de la necrópolis de Argiñeta, en la localidad de Elorrio. Enigmáticos…Continuar leyendo «Argiñeta. Viejos símbolos petrificados»

Hay un lugar oculto entre los bosques bañados por las brumas eternas del río Urumea, que guarda celosamente la esencia más ancestral de nuestro pasado más remoto. Se trata del conjunto de cinco cuevas, auténtica joya de la arqueología mundial, de Aitzbitarte. Se sitúan en un paraje espectacular, mágico, con una naturaleza sublime que sirve…Continuar leyendo «Aitzbitarte. Joya prehistórica morada de Ahatxe»

La magnética montaña se alzaba altiva, abrumadoramente encantadora, cobijando a su vera a las pequeñas aldeas, que se acurrucaban bajo su seguridad telúrica, ancestral. La magnética montaña sabia de gentes que se habían acercado a su susurro desde tiempos inmemoriales, recordaba aquellos primeros visitantes que osaron acariciar sus pétreas formas, ya muy lejos en el…Continuar leyendo «La Madeleine. La montaña enigmática»

Toca quedarse en casa, aprovechemos este momento, duro, extraño, para volver a juntarnos en torno a nuestros viejos cuentos, a las arcaicas historias de nuestra mitología. Contemos pausadamente nuestras leyendas, como se hacia antaño, cuando nuestros abuelos nos las desgranaban al amor de la lumbre. Quiero aportar mi pequeño granito de arena en forma de…Continuar leyendo «Errenga, o acurrucarse al calor del fuego»

El viejo templo, se acurrucaba al arrullo milenario de la montaña, la vieja ermita guardaba celosamente su historia, tejida a lo largo de los siglos, entre sus entramados de madera y piedra. El dulce santuario, esconde leyendas de jentiles, esos gigantes de fuerza descomunal, agazapadas entre sus recios muros, donde aún puede verse las huellas…Continuar leyendo «La Antigua de Zumárraga, la ermita jentil»

Amanecía quedamente, tonos naranjas, ocres y rojizos pintaban el horizonte con una sublime paleta de colores, envidia del mejor de los viejos maestros holandeses, el sol acariciaba pausadamente el océano, sin prisa, nada tiene prisa en la naturaleza, todo sucede cuando tiene que suceder. Las formas de la noche iban adquiriendo texturas y colores reconocibles,…Continuar leyendo «Ogoño, vieja atalaya feudo de las lamias»