El viejo camino empedrado, parecía querer escapar de la caótica vorágine que se agolpaba en el valle. Sus gastadas piedras, custodiadas por robles, hayas, espinos y fresnos, huían desesperadamente hacia la acogedora seguridad de la montaña. Su objetivo estaba claro, no había lugar a dudas, un marcado tajo natural, que cerraba el horizonte, un profundo…Continuar leyendo «Casa Torre de Muntsaratz. Al arrullo de la diosa»

Hay veces en que las piedras nos hablan. En que nos susurran, quedamente, sus telúricos secretos, hechos de magia y de belleza. Viejas piedras agazapadas en los escondidos rinconcitos de nuestras soberbias montañas mágicas. Conocedoras de las antiguas historias de la cultura del bosque, esa que se ha ido trasmitiendo de generación en generación, al…Continuar leyendo «Crómlechs de Egiar y Estela de Andrearriaga. El eco de las viejas piedras»

La borrasca barría con fuerza las dulces praderas de altura, los vientos del noroeste se empeñaban en que retrocediéramos, ese día, la montaña deseaba quedarse a solas consigo misma. Pero nuestras viejas botas de hojarasca y de atardeceres, no se dejan amedrentar fácilmente, y con terquedad, caminaban entre la hierba mojada de aquella tarde de…Continuar leyendo «Cromlechs de Urgarata, belleza mecida por el viento»

Cumbre de Sastarri

Como ya sabréis, queridos lectores, la sierra de Aralar, es para este humilde vagabundo de hojarascas, un lugar profundamente íntimo, especial. No oculto, ni lo intento, que esta bella montaña ocupa un lugar de oro en mi corazón, allí donde más calorcito hace. Profundamente vinculada a mi existencia desde que tengo uso de razón, sus…Continuar leyendo «Sastarri. De bosques, carboneros, mitos y belleza»

Santuario-de-Urkiola

El sobrecogedor cordal del Anboto, se abría espectacular frente a nuestros ojos maravillados. El perfil de la diosa Mari, se recortaba contra el cielo de viento sur, desplegando todo su misterio pétreo y mágico. Hay montañas que, por la presencia de otras mayores, pasan desapercibidas a los caminares de quienes aciertan a pasar por allí….Continuar leyendo «Saibel. Bajo el embrujo de la belleza»

Ojos de los gentiles

Acurrucadas al abrigo telúrico de un impresionante bosque de robles, se agazapan unas míticas peñas, que guardan celosamente las viejas leyendas de la montaña. Unas inexpugnables cumbres, que nos susurrarán su encanto milenario, que nos darán paz y sosiego, que nos regalarán su encanto y su magia, las peñas de Laiene. Ubicadas sobre el vallecito…Continuar leyendo «Peñas de Laiene. Al arrullo de los jentiles»

La mullida hojarasca acariciaba sus pies, podía sentir la vitalizante humedad otoñal, traspasando su calzado de cuero curtido. En el silencio del bosque, tan sólo se escuchaba el sonido de sus pasos y el canto de algún pajarillo despistado. Era una sensación que le apasionaba, caminar en solitario por el bosque, justo en ese momento…Continuar leyendo «Nacedero de Iturrutxaran. Morada de las ninfas»